EX MINISTRO BRITÁNICO ASEGURA QUE PARLAMENTARIOS CONSERVADORES QUIEREN QUE MAY RENUNCIE

14
El ex ministro conservador Ed Vaizey afirmó hoy que varios parlamentarios creen que la primera ministra, Theresa May, debería renunciar después del accidentado discurso que dio ayer en el Congreso de la fuerza que se llevó a cabo en la ciudad de Manchester, al norte de Inglaterra.
Según Vaizey, quien fue ministro de Cultura durante seis años, hasta el 2016, el caótico discurso de May convenció a varios diputados de que es el momento de presentar la renuncia.
En declaraciones a la cadena BBC, dijo que la conferencia fue una gran oportunidad para establecer una dirección clara para el Partido Conservador y para el país, pero “no sucedió”, lo que hace que ahora esté “preocupado”.
Según declaró al Thelegraph otro diputado “tory”, al menos 30 parlamentarios estarían pensando en enfrentar a May en los próximos tres días para exigirle que renuncie antes de fin de año.
“Tiene que ser todo o nada”, dijo al diario uno de los diputados conservadores y afirmó que no es nada personal contra la primera ministra, pero “ella ya no se ve creíble o competente”.
No obstante, muchos otros ministros del Gabinete, entre ellos la titular de Interior, Amber Rudd; el secretario de Estado, Damian Green; y el ministro de Medio Ambiente, Michael Gove, le expresaron su total apoyo.
El discurso era considerado clave para restablecer los objetivos del partido, tras las internas en el Gabinete por la dirección del Brexit, pero la líder “tory” sufrió repentinos ataques de tos que no le permitieron casi hablar.
También padeció la humillación por la interrupción de un conocido comediante que subió al escenario para entregarle un formulario que se usa en el Reino Unido cuando alguien es despedido.
La líder del Ejecutivo británico realizó ayer un “mea culpa” y asumió la responsabilidad de haber llevado a su formación a perder la mayoría absoluta en los comicios del 8 de junio pasado, dejándola en una posición de debilidad frente a un gobierno dividido por la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).
La campaña “se quedó corta” y fue “demasiado programada, demasiado presidencialista y apegada al guión. Asumo la responsabilidad. Yo dirigí la campaña electoral. Lo siento”, reconoció May en su discurso.