EX FUNCIONARIO DE SCIOLI NEGÓ HABER DESVIADO FONDOS PÚBLICOS PARA IMPRIMIR BOLETAS PARTIDARIAS

24

El ex subsecretario de Administración de la Jefatura de Gabinete bonaerense Walter Carbone negó hoy ante la Justicia haber desviado fondos de una campaña destinada al cambio climático para la impresión de boletas de las elecciones del 2015, y aseguró que actuó “conforme a lo que establece la legislación”.
“Quiero que quede más que claro que todo lo que hice fue realizado con total apego a la normativa vigente de esa época, solicitando informes y dando intervención a todos los organismos correspondientes”, citó Carbone en un escrito que presentó hoy ante el fiscal penal de La Plata, Alvaro Garganta, y al que tuvo acceso Télam.
Carbone argumentó que envió un informe a la Dirección Provincial de Impresiones del Estado, que es el organismo encargado de realizar la folletería “siempre y cuando el cúmulo de tareas que se tengan en ese momento y las características particulares del trabajo solicitado así lo permitan, lo cual no se dio en el trabajo solicitado”, que ahora investiga el fiscal.
Carbone negó además haber acordado con el entonces jefe de Gabinete Alberto Pérez “hacer una nueva imputación de partidas para sortear la exigencia que lo obligaba a realizar las impresiones en la órbita del estado, para efectuar la contratación de la misma empresa con la que el Frente para la Victoria imprimió sus boletas partidarias”.
“Nada acordé ni con el ministro ni con nadie, sino que sólo me limite a cumplir con mis funciones luego de las instrucciones recibidas, tal como siempre lo hice durante el tiempo que estuve a cargo de la Subsecretaría”, graficó.
Garganta, que ayer le tomó declaración indagatoria a Pérez, investiga si se desviaron 19 millones de pesos o parte de ese dinero que debía ser destinado a la impresión del folletería por el cambio climático a la impresión de las boletas del Frente para la Victoria para la elección del 2015.
El fiscal imputó a Pérez por los delitos de “peculado en concurso ideal con administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública, incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica de un instrumento público”.
Según el expediente, Garganta consideró que “existen elementos suficientes para tener por acreditado que entre los días 28 de julio y 30 de noviembre del año 2015, el entonces titular de la Jefatura de Gabinete de ministros de la provincia de Buenos Aires, en 15 expedientes administrativos formalmente auténticos, ingresó declaraciones falsas”.
En la denuncia, iniciada por la diputada nacional Elisa Carrió, el fiscal consideró que para la maniobra fue necesaria la participación del subsecretario administrativo del Ministerio, Walter Carbone y de los titulares de las firmas que hicieron las impresiones, Julio Balbi y Rodrigo Dosseti, a los que también citó a indagatoria.
Para el fiscal, Balbi “aportó el presupuesto para el trabajo, suscribió el contrato simulado por la impresión de folletería informativa del cambio climático, y aportó la factura y los remitos por la supuesta entrega de ese material, para luego, con los fondos públicos recibidos, proceder en todo o en parte a la impresión de boletas partidarias del Frente para la Victoria”.