ESTIMAN UN CRECIMIENTO LIGERAMENTE MAYOR PARA EL SEGUNDO SEMESTRE

Los economistas del Banco BBVA pronosticaron que el crecimiento “continuará a un ritmo ligeramente mayor al esperado en el segundo semestre” del año, a partir de la confirmación del aumento del PBI en el segundo trimestre del año; la suba interanual en todas las ramas de la industria automotriz; la mejora en la confianza de los consumidores y la expansión del crédito.

“Esto podría introducir un sesgo al alza a nuestra previsión de 3 por ciento de crecimiento para 2018”, señaló un informe de los economistas de esa entidad.

Sin embargo, el trabajo planteó que “el presupuesto prevé que 50 por ciento de la inversión en infraestructura se financie por PPP lo que hace más incierto el dinamismo de la inversión a la vez que la política monetaria podría mantener el sesgo contractivo por un período más prolongado”. 

Para el año próximo, el equipo de research sostiene que la inversión crecerá a un ritmo superior al resto de los componentes de la demanda agregada.

En tanto, “el consumo privado tendrá mayor impulso por la mejora de la confianza y el crecimiento del crédito, a la vez que, dado el aumento de importaciones, la contribución negativa del sector externo será mayor que la estimada anteriormente”, señaló.

Respecto de la inflación, el trabajo indicó que “en el tercer trimestre la inflación nacional general promedió 1,7 por ciento mensual y la subyacente se mantuvo en 1,6 por ciento, descendiendo muy levemente de los promedios registrados en el primer semestre de 2017 de 1,9 por ciento (general) y 1,7 por ciento (subyacente)”.

El informe subrayó como “una buena noticia” la volatilidad del tipo de cambio, y que el aumento en su nivel previo a las elecciones PASO de agosto no se tradujo en una aceleración perceptible de la inflación.

“Al igual que el consenso de analistas, continuamos esperando que en los próximos meses siga reduciéndose gradualmente hasta alcanzar 1,2 por ciento en diciembre y 1 por ciento dentro de 12 meses”, indicaron los economistas.

No obstante, advirtieron una revisión al alza de las previsiones a 22,2 por ciento para 2017 y 15,6 por ciento para 2018 “ya que el peso de los incrementos de precios regulados en el IPC Nacional en relación con el IPC GBA ha sido superior al estimado”.