EN MEDIO DE TENSIÓN CON LA UE, MAY RATIFICA A SUS MINISTROS MÁS EUROESCÉPTICOS

16
La primera ministra británica, Theresa May, ratificó hoy a sus dos ministros más críticos de la Unión Europea (UE) y mañana se prepara para defender su mandato frente al congreso anual de su partido, en medio de una creciente tensión con sus socios europeos, con quienes no logra llegar a un acuerdo para abandonar el bloque regional de manera negociada.
En el marco de la tercera jornada del Congreso anual del Partido Conservador que se lleva a cabo en la ciudad de Manchester, al norte de Inglaterra, la líder conservadora defendió la continuidad de su ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, y su principal negociador para el Brexit con la UE, David Davis.
Sostuvo que un liderazgo fuerte consiste en tener un gabinete con distintas voces y no un equipo que sólo está de acuerdo con quien lo lidera, informó la cadena de noticias BBC.
“Él (por Johnson) y yo somos ambiciosos y optimistas con respecto a las oportunidades para una Gran Bretaña global”, insistió.
May no sólo enfrenta críticas por la falta de avances en las negociaciones de sus contrapartes europeos y las autoridades de la UE, sino también de la oposición británica, que teme tener que abandonar el bloque regional en un año y medio sin un acuerdo, que establezca cómo será la relación entre Londres y sus vecinos.
Hace poco el canciller Johnson hizo público un manifiesto sobre las negociaciones del Brexit que contradijo a May, lo que redobló las críticas de la oposición y reavivó las internas dentro del oficialismo. En ese contexto, la conferencia en Manchester se convirtió en la oportunidad por reunificar al Partido Conservador detrás del liderazgo de la primera ministra.
Bajo el lema “Construir un país que funcione para todos”, la líder del Ejecutivo británico será la encargada de cerrar mañana el encuentro donde durante cuatro días los conservadores tuvieron la oportunidad de esbozar su visión para el futuro del país después de salir de la UE.
Se espera que May pida también disculpas ante sus colegas y afiliados al Partido Conservador por perder la mayoría en los comicios del 8 de junio, que la llevó a pactar con el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte.
Hoy la premier adelantó que las elecciones demostraron que muchas personas sentían que “habían sido dejadas atrás e ignoradas”, e insistió en que el cambio no ocurriría de la noche a la mañana y ninguna “gran frase” transformaría las cosas.
Poco después, durante su discurso, el ministro para el Brexit, Davis, ratificó lo que había adelantado May: están listos para no llegar a un acuerdo con la UE para abandonar el bloque.
“Si el resultado de la negociación está por debajo de lo que el Reino Unido necesita, estaremos listos para la alternativa”, prometió, sin dar detalles de cómo enfrentará Londres está posibilidad.

En su primer discurso como presidente del país, 27 años después de la reunificación, el jefe del Estado advirtió que el resultado de las elecciones evidenció la existencia de “nuevas divisiones” y “muros” en la sociedad alemana, informaron las agencias de noticias DPA y EFE.
Las posibilidades de recibir refugiados -explicó Steinmeier- son “limitadas” y ante esa “realidad” y para poder seguir atendiendo las necesidades de quienes precisan realmente asilo, hay que poder “diferenciar quién precisa protección ante una persecución política de quien huye de la pobreza”.
A ambos grupos no les asiste “el mismo derecho” al asilo, dijo Steinmeier, sin especificar a cuál de estos grupos correspondería priorizar y limitándose a subrayar la necesidad de canalizar una “inmigración ordenada” de acuerdo a sus necesidades sociales y laborales.
A su juicio, con este criterio será posible superar la polarización que disparó en el país la llegada masiva de refugiados, un tema que dominó la campaña de las elecciones generales del pasado 24 de septiembre, y que discursivamente se abordó en los términos y la agenda determinada por la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).
El jefe del Estado, cargo eminentemente representativo en Alemania, afirmó que nada va a ser igual tras esas elecciones en las que AfD logró el 13% y casi 90 escaños en el Bundestag, ubicándose como la tercera fuerza a nivel nacional.
La canciller Angela Merkel, en tanto, resaltó la responsabilidad de la potencia europea a escala internacional.
“Uno puede estar agradecido de que la reunificación se logró en paz. Por esto, Alemania tiene una responsabilidad en Europa y para un mejor desarrollo mundial”, dijo la mandataria durante los actos centrales.
El bloque conservador de la canciller Angela Merkel se impuso en los comicios, aunque sufrió una fuerte caída de votos, mientras que el Partido Socialdemócrata (SPD) de Steinmeier se hundió en su peor resultado histórico.
En tanto, el ministro de Finanzas, Wolfgang Schauble, dijo estar confiado en que Merkel logrará formar una coalición tripartita de conservadores, liberales y verdes, según señaló en una entrevista publicada hoy en el periódico Bild am Sonntag.
Schauble, que tras dos legislaturas en Finanzas va a hacerse cargo de la presidencia del Bundestag (cámara baja) en la próxima, aseguró que “se encontrará un camino” para acomodar bajo un mismo techo las exigencias y líneas rojas de los partidos implicados en la coalición Jamaica (denominada así por los colores que representan a dichas formaciones políticas similares a los de la bandera jamaiquina).
“Pido tranquilidad. Se encontrará un camino. Jamaica está cerca porque necesitamos un gobierno estable para nuestro país”, afirma en una edición especial de ese periódico con motivo del día de la unidad alemana.