EL PRESIDENTE ALEMÁN APUESTA POR ENDURECER POLÍTICA DE REFUGIADOS

17

La primera ministra británica, Theresa May, ratificó hoy a sus dos ministros más críticos de la Unión Europea (UE) y mañana se prepara para defender su mandato frente al congreso anual de su partido, en medio de una creciente tensión con sus socios europeos, con quienes no logra llegar a un acuerdo para abandonar el bloque regional de manera negociada.
En el marco de la tercera jornada del Congreso anual del Partido Conservador que se lleva a cabo en la ciudad de Manchester, al norte de Inglaterra, la líder conservadora defendió la continuidad de su ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, y su principal negociador para el Brexit con la UE, David Davis.
Sostuvo que un liderazgo fuerte consiste en tener un gabinete con distintas voces y no un equipo que sólo está de acuerdo con quien lo lidera, informó la cadena de noticias BBC.
“Él (por Johnson) y yo somos ambiciosos y optimistas con respecto a las oportunidades para una Gran Bretaña global”, insistió.
May no sólo enfrenta críticas por la falta de avances en las negociaciones de sus contrapartes europeos y las autoridades de la UE, sino también de la oposición británica, que teme tener que abandonar el bloque regional en un año y medio sin un acuerdo, que establezca cómo será la relación entre Londres y sus vecinos.
Hace poco el canciller Johnson hizo público un manifiesto sobre las negociaciones del Brexit que contradijo a May, lo que redobló las críticas de la oposición y reavivó las internas dentro del oficialismo. En ese contexto, la conferencia en Manchester se convirtió en la oportunidad por reunificar al Partido Conservador detrás del liderazgo de la primera ministra.
Bajo el lema “Construir un país que funcione para todos”, la líder del Ejecutivo británico será la encargada de cerrar mañana el encuentro donde durante cuatro días los conservadores tuvieron la oportunidad de esbozar su visión para el futuro del país después de salir de la UE.
Se espera que May pida también disculpas ante sus colegas y afiliados al Partido Conservador por perder la mayoría en los comicios del 8 de junio, que la llevó a pactar con el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte.
Hoy la premier adelantó que las elecciones demostraron que muchas personas sentían que “habían sido dejadas atrás e ignoradas”, e insistió en que el cambio no ocurriría de la noche a la mañana y ninguna “gran frase” transformaría las cosas.
Poco después, durante su discurso, el ministro para el Brexit, Davis, ratificó lo que había adelantado May: están listos para no llegar a un acuerdo con la UE para abandonar el bloque.
“Si el resultado de la negociación está por debajo de lo que el Reino Unido necesita, estaremos listos para la alternativa”, prometió, sin dar detalles de cómo enfrentará Londres está posibilidad.