EMPRESAS CHINAS SIGUEN DE CERCA A LA ECONOMÍA ARGENTINA PARA DEFINIR SUS INVERSIONES EN ESTE PAÍS

16

Empresas que producen turbinas y equipos de generación eléctrica, automotrices, tecnológicas y constructoras de puentes forman partes de las compañías chinas que observan con atención el mercado latinoamericano y siguen de cerca a la economía Argentina, a la hora de definir sus inversiones y negocios, de acuerdo a un relevamiento realizado por Télam.
Entre las compañías que tienen la mira puesta en la Argentina se encuentran la estatal Dongfang Electric Corporation (DEC), que produce turbinas y equipos de generación eléctrica; la constructora de puentes China Railway Major Bridge; la automotriz China Dongfeng Motor y la número uno en fabricación de fibra óptica, Fiber Home; además de compañías privadas como la plataforma de comercio electrónico Alibaba y la creadora del sistema de bicicletas compartidas, Ofo.
La franja central de China, a la vera del río Yangtze, que recorre ocho provincias, es un potente cordón económico en desarrollo constante y con plan de crecimiento.
En la ciudad de Dengyang, en la provincia de Sichuan, está instalada la estatal Dongfang Electric Corporation (DEC) que fabrica generadores y turbinas para plantas de energía eléctrica y paneles fotovoltaicos.
Cimentada como es una de las mayores contratistas a nivel internacional, DEC proveyó insumos para la represa de Las Tres Gargantas, la más grande del mundo, ubicada en la provincia de Hubei.
Líder en el mercado y con un valor de producción industrial de más de 20.000 millones de yuanes anuales, esta empresa que cubre áreas de energía térmica, eólica, nuclear, gas y electricidad, está interesada en el mercado latino y ya ha concretado reuniones en México y Bolivia.
“Estamos interesados en exportar equipos de generación eléctrica, de alta calidad y de buen precio a los países latinoamericanos”, dijeron desde DEC.
Si bien aún no tienen un pie en Argentina, el vicepresidente de la división ingeniería, Zhang Guorong, aseguró a Télam que “mantenemos un seguimiento muy estrecho de los proyectos en Argentina y tenemos personas que nos ofrecen información”.
“El éxito de una licitación depende de muchos factores, en general, nuestro consumidor requiere el precio más bajo y la calidad más alta, quieren el precio de China y los estándares técnicos de Europa y tenemos que buscar este equilibrio”, remarcó.
“Estamos interesados y Argentina tiene gran potencial en áreas de energía eólica, solar y nuevas energías. El desarrollo de estas industrias emergentes depende de la visión de los gobiernos locales; si bien países como Argentina no carecen de energía, tienen que seguir la gran tendencia de energías nuevas y buscar la disposición. Como empresa estatal tenemos la responsabilidad y la necesidad de cooperar”, acotó Zhang Gourong.
China Railway Major Bridge Engineering Group, la principal constructora de puentes de China, también estatal, licitó en Argentina, pero no obtuvo proyectos “porque somos caros”, según dijo a Télam Wen Wusong, presidente de la empresa, pero aún así están en la búsqueda de nuevos horizontes.
Con base en la provincia de Hubei desde 1953, también en el área del cinturón de desarrollo económico que China quiere fortalecer, esta empresa que construyó más de 2.000 puentes en el territorio de este gigante asiático. Railway Mayor Bridge aún no tiene negocios con la región, pero aseguraron que están “explorando” países como Ecuador, Chile y Panamá.
“Hay mercados en América Latina por la cantidad de ríos y un desarrollo económico importante. La región tiene una base que, sumada a la tecnología china, se podrán construir muchos puentes. Pero es necesario un período de adaptación, presentando a licitaciones y somos un poco más caros”, agregó Hu Hanzhou, director general, en relación a sus competidoras Vinci de Francia, la japonesa Taisei, y la surcoreana Hyundai.
Otro de los empresarios que observa a la Argentina con lupa es el magnate Jack Ma, dueño de una las empresas privadas chinas más famosas y rentables del mundo, la plataforma de comercio electrónico Alibaba, que en 2016 tuvo ventas por US$ 485.000 millones y para 2020 planea llegar a US$ 900.000 millones.
En mayo pasado firmó un memorando de entendimiento con el presidente Mauricio Macri a la espera de desembarcar en el país para “importar vinos, carne, frutos de mar y langostinos, porque la clase media china tiene muchas demandas”, detalló a Télam Crystal Liu, responsable de prensa de Alibaba.