EMPRESARIOS MEXICANOS BUSCAN ALIANZAS EN ARGENTINA

40

Empresarios mexicanos iniciaron hoy en Buenos Aires contactos con industriales y productores argentinos en busca de alianzas y oportunidades de negocios de complementariedad, con especial foco en las cadenas automotriz y agroalimentaria.

La misión mexicana se inscribe además en la necesidad de ampliar los potenciales mercados, en momentos en que cobra fuerza la discusión impulsada por el presidente de EEUU, Donald Trump, respecto a la continuidad del Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés), que los dos países comparten con Canadá.

“México y Argentina tiene una oportunidad importante. Argentina se está abriendo al mundo y tiene una economía potente que se puede complementar con México”, sostuvo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de México, Juan Pablo Castañon.

“La misma industria automotriz y de autopartes se podría complementar y podemos hacer un trabajo en conjunto, mientras que desde la estacionalidad podría haber una complementación en la agroindustria”, agregó el empresario durante un contacto que mantuvo con la prensa.

La delegación mexicana arribó ayer y ya mantuvo reuniones con las autoridades de la Unión Industrial Argentina (UIA), la Sociedad Rural Argentina (SRA), la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y la Coordinadora de Productos Alimenticios (Copal).

Castañón sostuvo que “una economía de tanto potencial como la Argentina hace atractivo hacer alianzas y tener una visión compartida de lo que se puede hacer”.

“Para México es muy importante tener mercados fuera de América del Norte, donde podamos exportar autopartes y camiones y camionetas. Pero sobre todo las autopartes. Si juntos hacemos algunas sinergias podemos incidir mejor en los cluster automotrices”, subrayó el empresario.

En la rueda de prensa, Castañon -quien estuvo acompañado por el presidente de la Copal, Daniel Funes de Rioja- consideró que “más que venderle a la Argentina hay que invertir y generar empleos. No solo se trata de comercio, sino de inversión y empleo”.

En ese marco, subrayó la importancia de generar “alianzas estratégicas entre medianas y pequeñas empresas en el cluster de la cadena automotriz”.

Otro de los empresarios que integran la delegación, el presidente del Consejo Nacional Agropecuario mexicano, Bosco de la Vega Valladolid, sostuvo que “tanto Argentina como México descuidaron su agenda de intercambio comercial y de agregar valor” y que ahora “tenemos que reconstruirla y construir una visión privada para construir futuro”.

De la Vega Valladolid dijo que en la actualidad el comercio agroindustrial con Argentina deja un saldo negativo para el país norteamericano de más de 129 millones de dólares, y afirmó que las posibilidades de crecimiento de las exportaciones argentinas hacia ese mercado se basan esencialmente en productos como el aceite de girasol, cártamo, maíz amarillo, lácteos y vinos, entre otros.

“En eso pueden crecer, pero independientemente a eso tenemos que ver cómo nos podemos asociar también en la producción”, consideró el dirigente empresario.

Por último, en lo que respecta a las “oportunidades” que la Argentina puede representar para la producción mexicana en el rubro alimenticio, el empresario señaló que están en condiciones de colocar la producción de “platano, café verde, atún en conserva, carne de cerdo congelado, las preparaciones alimenticias, cacao en polvo”, entre otros productos.

En base a la información oficial existente, la inversión mexicana en Argentina entre 2005 y 2016 ascendió a 3,600 millones de dólares. Entre las principales empresas mexicanas con inversiones en Argentina se encuentran Grupo Bimbo, Alsea, Coca-Cola FEMSA y Grupo Carso, Cemex y Mabe. En México, por su parte, tienen presencia las argentinas Arcor, Despegar.com y Techint, entre otras.