El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, afirmó hoy que las reformas del mercado laboral en países de la eurozona han reducido el desempleo y contribuyeron a la recuperación y al crecimiento económico.

“Hay un número de países que implementaron reformas (en el mercado laboral) en los últimos años que redujeron el desempleo, más visiblemente España y Portugal, pero también Italia. Sus reformas parecen haber hecho que el desempleo responda mejor al crecimiento”, dijo hoy Draghi en un seminario sobre las reformas estructurales de la zona del euro.

Draghi indicó al respecto que la experiencia ante situaciones adversas sirvió para que las economías sean “más flexibles, más resilentes a los shocks adversos”, y para que experimenten “más rápidas recuperaciones para un mayor crecimiento a largo plazo”.

El ejecutivo argumentó que las economías europeas que eran “más flexibles” al principio de la crisis “mostraron índices de recuperación más fuertes” y que su Producto Bruto Interno (PBI) “creció más rápidamente y el desempleo cayó más”, consignó la agencia de noticias EFE.

Asimismo, señaló que los países que “reformaron sus mercados de producción y laborales durante la crisis, han visto buenos resultados después y los efectos completos de ello aún se están materializando”.

El presidente del BCE subrayó, además, que las políticas estructurales “siguen siendo factores que explican estas evoluciones positivas”, y aclaró que “el apoyo con políticas macroeconómicas ha sido también vital”.

“Está claro que para tener los mejores resultados tiene que haber una amplia coordinación entre los países. Algunas reformas laborales pueden enfatizar más los ajustes en los salarios y otras más los ajustes en el empleo”, precisó.

En este sentido, aseguró que los países que “convergen en sus respuestas a los shocks tienen ampliamente una mezcla similar” de ambos ajustes, “un aspecto que se consideraba raramente en el pasado”, recordó.