EL TITULAR DE LA CNE DIJO QUE NO HAY “NINGUNA DENUNCIA FORMAL” EN RELACIÓN AL ESCRUTINIO DE LAS PASO

21

El presidente de la Cámara Nacional Electoral (CNE), Santiago Corcuera, confirmó hoy que hasta el momento la Justicia no recibió “ninguna denuncia formal” en relación al escrutinio de las PASO realizadas el 13 de agosto pasado.
“Hasta ahora no recibimos ninguna denuncia formal”, indicó el magistrado, quien indicó que “la secuencia de carga” de los datos de los resultados de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias “no parece diferente de las históricas”, es decir de la que caracterizó a cada una de las elecciones.
El lunes último, el Frente Unidad Ciudadana, que lidera la ex presidenta Cristina Kirchner, insistió, en el marco de una conferencia de prensa ofrecida en la sede del Instituto Patria, con que, en las PASO, “se manipuló la carga de datos” en el marco del escrutinio provisorio.
De acuerdo con lo previsto por el Código Nacional Electoral, la Justicia, con la Cámara Nacional Electoral como máxima responsable, es la encargada de llevar adelante los escrutinios definitivos de todas las elecciones, mientras que el Poder Ejecutivo es el responsable del escrutinio provisorio, una competencia que la Justicia reclama para sí.
De hecho, en una acordada firmada a fines de junio pasado, antes del inicio de la campaña de cara a las PASO, la Cámara Nacional Electoral recordó que el escrutinio provisorio “continúa bajo la órbita exclusiva del Poder Ejecutivo Nacional”, por lo que -aclaró- la justicia electoral no cuenta con “participación” en el recuento de votos “pese a los reiterados requerimientos” del Tribunal.
En este sentido, precisó que el escrutinio se realizará “sin participación alguna de la Justicia Nacional Electoral en las operaciones atinentes a su diseño, planificación, organización, procesamiento, cómputo y difusión de los resultados; ni tampoco en la contratación de prestadores de servicios a tales efectos”.
De hecho, en la conferencia de prensa que referentes de Unidad Ciudadana ofrecieron el lunes último, reclamaron el desplazamiento del ex director nacional Electoral Alejandro Tullio, actual director de Asuntos Públicos del Correo Argentino, y pidieron que Gendarmería no participe del operativo electoral de las legislativas de octubre y que, en su lugar, se involucren otras fuerzas de seguridad.
“Si se presenta el planteo lo veremos, pero trabajamos históricamente con todas las fuerzas federales, entre ellas la Gendarmería y en línea generales nunca tuvimos mayores problemas”, señaló Corcuera sobre ese punto, quien recordó que la decisión que “sí se tomó hace mucho tiempo fue excluir a las fuerzas de seguridad locales” del control de los proceso electorales de cada distrito.
El magistrado -que había reclamado en varias oportunidades una reforma política integral- repitió que el problema de las elecciones y los escrutinios es “de diseño institucional”.
“En enero de este año dictamos una acordada donde establecimos un sistema que prescindía totalmente de la administración del Poder Ejecutivo y consistía un poner un scanner en cada centro de votación que transmitiera los telegramas y así quedaran digitalizadas las actas”, recordó.