EL SUPREMO ESPAÑOL DECIDIRÁ EL LUNES SOBRE LA LIBERTAD DE EX GOBERNANTES CATALANES

13

El Tribunal Supremo español decidirá finalmente el lunes si deja en libertad al vicepresidente catalán Oriol Junqueras y otros nueve dirigentes independentistas, quienes hoy declararon para reclamar su excarcelación mientras continúa la investigación en su contra por rebelión, sedición y malversación por intentar la secesión de Cataluña.

La decisión del juez Pablo Llarena se conocerá horas antes de que en la medianoche del lunes comience la campaña de las elecciones del 21 de diciembre, en la que pretenden participar la mayoría de estos líderes independentistas.

Llarena informó que no tomaría hoy la decisión al inicio de la audiencia, lo que sorprendió a las defensas y los propios investigados, cuyo entorno había adelantado que tenían el dinero preparado para pagar las posibles fianzas para que los dirigentes salieran de inmediato de prisión.

Las familias de los independentistas se encontraban ya de viaje a Madrid para recibir a sus seres queridos a las puertas de las distintas cárceles madrileñas en las que se encuentran detenidos, según la prensa catalana.

El primero en comparecer ante el juez fue Junqueras, seguido del ex consejero de exteriores Raül Romeva, los únicos investigados que no respondieron a las preguntas del Fiscal y de la acusación popular que ejerce el partido de ultraderecha Vox, y luego lo hicieron el resto de los investigados, según fuentes judiciales.

Los dirigentes hicieron suyas las afirmaciones que constan en los escritos presentados por sus defensas para solicitar la revisión de la medida de prisión sin fianza al afirmar que acatan el artículo 155 de la Constitución, aunque no lo comparten.

Además, se comprometieron a llevar a cabo su actividad política dentro del marco constitucional, desde “el diálogo y la negociación”.

Junqueras y la mayoría de los dirigentes encarcelados figuran en las listas de las elecciones del 21 de diciembre y, por lo tanto, reclaman poder participar en igualdad de condiciones que el resto de candidatos en la campaña.

El ex presidente catalán Carles Puigdemont, quien se encuentra en Bruselas a la espera del juicio de extradición en su contra por este mismo caso, envió un mensaje a los ex miembros de su gobierno animándolos a hacer lo necesario para ser excarcelados y poder hacer campaña.

“Los queremos en casa. Tienen que salir de la cárcel porque no tendrían que haber entrado nunca. Hagan lo que haga falta para salir”, escribió Puigdemont hoy en su cuenta de Twitter.

El ex presidente también señaló que queda “mucho trabajo” por hacer y aseguró que los encarcelados son necesarios “para plantar cara al tripartito del 155”, como bautizó al bloque conformado por el Partido Popular (PP), el Partido Socialista (PSOE) y Ciudadanos, que apoyaron la intervención del gobierno de Mariano Rajoy.

Las defensas de todos los acusados encarcelados solicitaron la revisión de la medida cautelar de prisión sin fianza después de que el Supremo asumió toda la investigación, una parte de la cual tenía en su poder la Audiencia Nacional.

El hecho de que Llarena haya dejado en libertad provisional a la presidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell, y a otros parlamentarios investigados abrió la puerta a que una vez unificada la causa todos los dirigentes independentistas se beneficiarían de un trato más favorable y bajo los mismos criterios, el acatamiento de la Constitución, salieran en libertad.

La puesta en libertad de los dirigentes catalanes es vista con buenos ojos tanto por el Ejecutivo español de Mariano Rajoy como por un importante sector de la oposición no independentista, ya que relajaría el ambiente de tensión de cara a las elecciones regionales del 21 de diciembre.

“Respetamos las decisiones judiciales, pero esperamos que los políticos encarcelados salgan de prisión, y que cuando toque tengan su juicio y una sentencia justa”, dijo en la víspera Eva Granados, número dos de la candidatura del Partido Socialista de los Catalanes (PSC), en declaraciones a Télam.