EL SUBSECRETARIO DE AGRICULTURA DESTACÓ QUE LA BAJA DE LAS RETENCIONES CREÓ CONDICIONES PARA UNA MAYOR ROTACIÓN DE LOS CULTIVOS

28

El subsecretario de Agricultura, Luis Urriza, afirmó que la baja de las retenciones agrícolas generó las condiciones necesarias para que los productores practiquen una mayor rotación de los cultivos y calificó la medidacomo un factor clave para el tratamiento de control de las malezas, se informó hoy.
“Con la baja de las retenciones logramos dar las condiciones necesarias para que el productor realice mayor rotación en los suelos, un punto clave en el tratamiento de control de las malezas”, expresó Luis Urriza en la localidad tucumana de Yerba Buena, donde encabezó una jornada de capacitación a más de 400 productores del norte argentino, informó el Ministerio de Agroindustria en un comunicado.
El encuentro, que estuvo orientado a construir planes de acción para el tratamiento de la problemática del sector mediante el trabajo público-privado, contó con la presencia del director del INTA Regional Tucumán-Santiago del Estero, Miguel Perotti, y especialistas del INTA Pergamino, Oliveros, Sáenz Peña y Quimili, que expusieron ante más de 400 participantes.
Los oradores expusieron sobre las principales malezas del país, como las de Yuyo Colorado, que año tras año ha mostrado un incremento muy rápido en la región; las Chlorideas; y las gramíneas de verano, como el sorgo de Alepo, que se originó en la región del NOA, y la Echinochloa.
Además, ofrecieron consejos para el tratamiento y control de la problemática: rotación de cultivos, a partir de la intensidad y la diversidad de ocupación en el suelo; la utilización de cultivos de cobertura; la ganadería integrada a la agricultura, que reduce las poblaciones de malezas; el uso eficiente y consiente de químicos, entre otros.
La provincia más perjudicada por las malezas en la región es Santiago del Estero, con más de 2 millones de hectáreas afectadas con Borreria, Espinosa, Yuyo Colorado, Malva e Ipomeas, principalmente en los cultivos de soja, maíz, algodón y sorgo.
Un menor impacto se registra en Tucumán y Salta, ya que la superficie comprometida es de 1 millón de hectáreas.
En Tucumán por ejemplo, en cultivos de cítricos y caña de azúcar, predomina la maleza de Tupulo que es originada por las máquinas cosechadoras que dispersan semillas de la especie.
Y en el caso del garbanzo, existe la Raphanus Sativus, conocida como “nabo”, la cual es resistente a los herbicidas ALS, se indicó.