Los productores de biocombustibles aseguraron que el sector permitió evitar importaciones por más de u$s 27.000 millones en los últimos diez años, al rechazar la posibilidad que atribuyen a las petroleras de reducir el corte de las naftas y el diesel, lo que agravaría la caída de producción del sector que opera a la mitad de su capacidad.


Así lo plantearon los productores vinculados en la Liga Bioenergética, quienes alertaron por “la gravísima situación que atraviesa la industria de biocombustibles” y que pone en riesgo los 10.000 puestos de trabajo que genera en diez provincias mediante la industrialización de la producción primaria.


“La industria de los biocombustibles no está subsidiada, al contrario de otras industrias que necesitan que les garanticen mejores precios que los fijados internacionalmente para hacer inversiones en Argentina”, expresó la entidad al resaltar que la actividad “evitó importaciones por más de u$s 27.000 millones en el período 2010?2019”.

(Fuente: Télam)