EL PRECIO DEL PETRÓLEO COMENZÓ LA JORNADA CON CAÍDAS

16

El precio del petróleo comenzó hoy la jornada con retrocesos en Nueva York y Londres, los dos principales mercados internacionales de referencia, en caída al extenderse una ola de ventas tras una fuerte alza del dólar, en medio de señales de una demanda más débil en China, el segundo mayor consumidor del mundo.
El crudo West Texas Intermediate (WTI), que cotiza en el mercado a futuro de Nueva York (Nymex), caía 0,82 por ciento y se comercializaba a 47,20 dólares el barril en los contratos con entrega en septiembre.
En tanto, el petróleo Brent del Mar del Norte, que cotiza en el mercado a futuro de Londres, bajaba 0,99 por ciento y se pactaba a 50,23 dólares el barril en los contratos con entrega en octubre, según datos de la agencia Bloomberg.
Los precios del petróleo caían en la apertura al extenderse una ola de ventas tras una fuerte alza del dólar, en medio de señales de una demanda más débil en China, el segundo mayor consumidor del mundo.
Las refinerías de petróleo chinas funcionaron en julio con sus tasas diarias más bajas desde septiembre y la caída fue más pronunciada de lo esperado, lo que generó preocupación por el estado de la demanda china y el nivel de las existencias a nivel doméstico, consignó la agencia Reuters.
Los amplios suministros de los grandes exportadores de crudo, incluidos los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Estados Unidos, también estimularon a los inversores a vender posiciones largas compradas en julio durante un período en que los precios subieron.
“El foco sigue siendo la OPEP, los inventarios estadounidenses y la decepcionante demanda de China”, consideró el economista senior de energía del banco holandés ABN AMRO, Hans van Cleef, quien evaluó que “esas preocupaciones desencadenaron una toma de ganancias tras una fuerte suba de los precios en julio”.
El dólar subía al inicio de operaciones por menores tensiones geopolíticas en torno a Corea del Norte, con lo que un dólar más fuerte tiende a limitar la demanda de crudo para los compradores que pagan en otras monedas.