El parlamento español debatirá la moción de censura contra Rajoy el jueves y viernes próximos

La moción de censura contra el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, presentada por el líder del opositor Partido Socialista (PSOE), Pedro Sánchez, se debatirá el jueves y viernes próximos, informaron hoy fuentes parlamentarias.
A pesar de que gran parte de la oposición censura al líder conservador, a raíz de la sentencia que condenó al gubernamental Partido Popular (PP) por haberse beneficiado de la red de corrupción Gürtel, es muy complicado que la moción del PSOE salga adelante.
La moción de censura, que comenzará a debatirse el jueves, implica que el candidato alternativo a la presidencia del Ejecutivo español gane la confianza de la mayoría absoluta de la Cámara, fijada en 176 diputados, algo que todavía Sánchez no tiene garantizado.
Las expectativas están puestas en una eventual negociación entre el PSOE y el partido liberal Ciudadanos, que respalda al gobierno en minoría del PP y ahora está dispuesto a apoyar una “moción instrumental” para sustituir a Rajoy por Sánchez, pero con el único objetivo de convocar elecciones.
Sánchez defiende que el instrumento constitucional tiene como finalidad evitar la inestabilidad, de ahí que propone un gobierno socialista en minoría, al tiempo que se compromete a celebrar comicios lo antes posible.
“Somos conscientes de cuál es la realidad de España, pero hay que entender también que para intentar cambiar el gobierno no hay otra alternativa que esta iniciativa que hemos presentado”, dijo hoy José Luis Abalos, Secretario de Organización del PSOE, a la radio Cadena Ser.
Sin embargo, el vicesecretario de Ciudadanos, José Manuel Villegas, insistió en que “la solución no es poner a Pedro Sánchez en la Moncloa con un gobierno de 85 diputados, mientras en el Senado el PP cuenta con mayoría absoluta”.
“Creemos que eso es totalmente inviable y que la única solución ante esta legislatura bloqueada, agotada y liquidada es convocar elecciones”, reiteró el “número dos” de Albert Rivera.
La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, quien tienen la potestad de convocar el debate con acuerdo del candidato alternativo, apuró al máximo los plazos legales, con lo que hay poco margen para que los partidos de la oposición puedan llegar a un acuerdo.
El partido Podemos, de Pablo Iglesias, garantiza un apoyo “sin condiciones” a Sánchez, aseguró hoy Pablo Echenique, secretario de organización de la fuerza de izquierda.
“Hay una emergencia en este país, no solo porque hay un partido delincuente, convicto ya, que gobierna”, sostuvo Echenique.
No obstante, sin Ciudadanos, con los votos de Unidos Podemos y sus aliados, el líder del PSOE sólo sumaría 155 apoyos.
Por lo tanto, para sacar adelante la moción, Sánchez necesita también el respaldo de todos los nacionalistas vascos e independentistas, estos últimos inicialmente dispuestos a votar a su favor, aunque no sin recibir algo a cambio.
El PSOE insiste en que no negociará el apoyo a Sánchez, y menos aún que atenderá los reclamos de los secesionistas catalanes, después de que el presidente regional, Quim Torra, reclamó la liberación de los políticos secesionistas presos.
En tanto, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) todavía no se posicionó, aunque no está interesado en que se convoquen elecciones después de haber apoyado los presupuestos de Rajoy, que todavía deben superar el trámite en el Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta.
Sánchez tendrá que explicar “qué quieren hacer, y qué idea tienen de Euskadi y Cataluña”, advirtió hoy el vocero del PNV en el Congreso, Aitor Esteban.
Si la moción de censura fracasa, el presidente Mariano Rajoy quedará en una situación muy complicada, ya que al perder el apoyo de Ciudadanos, todas sus iniciativas pueden ser volteadas en el Parlamento, con lo que le será muy difícil seguir gobernando.