La coalición oficialista decidió incorporar en el proyecto de reforma tributaria la rebaja del IVA para pollos, cerdos y conejos a fin de que paguen la mitad de ese tributo como sucede con la carne vacuna, ya que se trata de productos clave de la canasta familiar.
Este punto, apoyado por el justicialismo y el massismo, fue incorporado al proyecto de reforma tributaria que hoy tuvo dictamen de mayoría en la comisión de Presupuesto, que conduce Luciano Laspina, y que será debatido en las sesiones maratónicas que se celebraran entre el 19 y el 21 de diciembre.
Con el fin de que estos productos que tienen un alto contenido proteico tengan un valor menor de lo que se paga en la actividad, los radicales Luis Borsoni y Atilio Benedetti propusieron la rebaja del IVA a esos productos sustanciales de la alimentación de la población.
Borsoni dijo a Télam que “es muy importante la rebaja del IVA para permitir que bajen los precios del valor del pollo, cerdo y conejos y a la vez permitir que rebaja el precio de la carne”.