Para acercar posiciones en la búsqueda por la aprobación del proyecto de Presupuesto 2019 en la Cámara de Diputados, el oficialismo aceptó eliminar artículos que anulaban exenciones del Impuesto a la Ganancias.

En el afán de tender al “déficit cero”, el Gobierno había confeccionado un texto presupuestario que permitía un aumento de los ingresos por este tributo, mediante la eliminación de las deducciones especiales que los
empleados públicos del Poder Ejecutivo podían realizar por distintos ítems.

Los artículos 86 y 87, ahora borrados de un plumazo producto de la negociación con la oposición, anulaban las exenciones de los empleados públicos en concepto de gastos de representación, viáticos, movilidad, bonificación especial, protocolo, riesgo profesional, coeficiente técnico,
dedicación especial o funcional, responsabilidad jerárquica o funcional y desarraigo.

La decisión fue anunciada durante la reunión de la comisión de Presupuesto por su presidente, Luciano Laspina.

(Fuente: NA)