El nivel de actividad en Vaca Muerta vuelve a retraerse

92

La actividad en la formación de Vaca Muerta cerró julio con una fuerte caída en sus etapas de fractura, principal indicador sobre la operatoria de las petroleras, lo que reflejó la continuidad de la crisis de demanda que impuso la pandemia de coronavirus en el mercado local y global.

De acuerdo con el informe elaborado por el especialista Luciano Fucello, country manager de la firma NCS Multistage, en julio se realizaron apenas 44 fracturas que correspondieron a la actividad de un pad de la empresa Chevrón, frente a las 196 registradas en junio que parecían indicar una recuperación.

La escasa actividad de julio remite a las cifras de mayo, cuando el mismo reporte había relevado 28 fracturas y el resultado nulo de abril, tras la paralización total de la actividad en la cuenca neuquina a raíz del aislamiento por la pandemia.

(Fuente: Télam)