EL MINISTRO DE PRODUCCIÓN DE LA PAMPA AFIRMÓ QUE MEJORA LA SITUACIÓN EN LAS ZONAS INUNDADAS

16

El ministro de la Producción de La Pampa, Ricardo Moralejo, afirmó hoy que de persistir “este tiempo sin lluvias importantes, tenemos confianza en la recuperación del suelo en las zonas anegadas por las inundaciones, y expectativas de tener piso para la cosecha gruesa”.
En declaraciones a Télam, Moralejo expresó su confianza en que “este tiempo sin lluvias y viento ayude a secar el piso y permita morigerar paulatinamente el impacto del agua en las zonas afectadas por las inundaciones, a cuyos productores estamos asistiendo con líneas de créditos en el Banco de La Pampa”.
Explicó que cada 15 días se hace un relevamiento de la superficie afectada por las inundaciones, que de acuerdo con lo informado por el INTA la semana pasada alcanzan a unas 200.000 hectáreas en el norte de la provincia.
Moralejo indicó que el agua “está bajando y estamos con expectativas de que la extensión del día y los vientos ayuden, si bien tenemos pronósticos de lluvia para la semana que viene y con precipitaciones importantes”.
También precisó que en la zona más comprometida por las inundaciones, especialmente el Departamento Realicó, se está trabajando en el camino de Deslinde que va desde la laguna Cortina hasta el cauce del Rio V, obra que permitirá reducir los niveles de agua en superficie en toda la zona, al no estar ingresando masa líquida del sur de Córdoba.
Moralejo comentó que a los productores se los está asistiendo, y destacó que la semana pasada se aprobó una prórroga por seis meses de la emergencia agropecuaria, que además fue aprobada por Nación.
Se mostró optimista en que la primavera ayude a la evaporación del agua y “tengamos piso para que se permita llevar adelante la cosecha gruesa que es entre octubre y diciembre, por lo que esperamos que tengamos piso para ello”.
Respecto de la movilidad de la hacienda, Moralejo sostuvo que hubo un movimiento “demasiado significativo”, que se ha producido precisamente en el Departamento más afectado, Realicó, donde de acuerdo con los últimos relevamientos había un stock de 174 mil animales y en el último control se registraron 25 mil animales menos, “que suponemos han sido llevados a pastar a otros campos cercanos”.