EL MERCOSUR Y LA UNIÓN EUROPEA CREEN QUE ACUERDO BIRREGIONAL ES LA RESPUESTA AL AVANCE DEL PROTECCIONISMO

16

El canciller Jorge Faurie y la comisaria de Comercio de la Unión Europea, Cecilia Malmström, calificaron hoy al acuerdo birregional entre el Mercosur y el bloque europeo, que se espera concluir a fin de año, como una respuesta al avance de las medidas proteccionistas de varios países, en especial de Estados Unidos.
Los diplomáticos, que participaron en Madrid del seminario “El libre comercio como motor de crecimiento: Futuro Acuerdo UE-Mercosur”, reiteraron la voluntad de ambos bloque de cerrar dicho tratado durante la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que se realizará en diciembre en Buenos Aires.
“Todos estamos preocupados por el proteccionismo y por esta tendencia que comienza a consolidarse en algunas partes del mundo”, sostuvo Faurie en alusión al giro proteccionista de la política estadounidense, ante lo que “el diálogo internacional es la respuesta, así como el comercio internacional que genera oportunidades de trabajo y empleo de calidad”, aclaró.
“La respuesta está en lograr suscribir acuerdos como el que estamos negociando, porque ello nos permitirá pasar a integrar mercados ampliados, por parte de la Unión Europea de unos 700 millones de consumidores y por parte de Mercosur de otros 300 millones”, señaló el canciller argentino.
Faurie agregó que el acuerdo permitirá “formar cadenas de valor que mejoren la competitividad y el acceso a la tecnología, que den acceso a los países de la Unión Europea a materias primas a precios más convenientes, y que facilite el acceso a bienes de capital con precios más competitivos”.
“Venimos de más de una década de construir muros, muros y más muros, y ese modelo nos empobreció, empobreció nuestro comercio y es necesario que volvamos a reinsertarnos en el mundo”, subrayó el canciller argentino al hablar en Casa de América de Madrid, donde se desarrolló el seminario.
El jefe de la diplomacia argentina resaltó que en la actualidad “algunos países con economías significativas están en un giro aislacionista” y ponderó la coincidencia con la Unión Europea sobre “la importancia de mantener la vigencia de un comercio libre, con reglas y justo”.
“A los que más importa esto (el libre comercio) es a los países de tamaño medio y pequeño, que necesitan de estas previsiones de las reglas de comercio internacional para sustentar la presencia de sus productos en el mercado internacional”, explicó.
En tanto, Malmström aseguró que la intención de cerrar antes de fin de año la negociación de los acuerdos con el Mercosur, México y Japón, “es la respuesta de Europa ante el proteccionismo y el aislacionismo que se ve en otras partes del mundo”.
“Con estos tres tratados que esperamos cerrar a fin de año estamos mostrando que la UE está a favor de construir acuerdos sostenibles y de que queremos construir puentes y no muros”, insistió la funcionaria en una referencia a la política internacional del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
En este marco, comentó que este jueves espera poder anunciar en Bruselas el acuerdo político entre la UE y Japón.
Al referirse a las negociaciones con el Mercosur, la comisaria aseguró que “los exportadores de la Unión Europea tienen mucho que ganar con el acuerdo, dado que podrán ahorrar hasta 4.000 mil millones de euros anuales sólo en aranceles, así como ingresar a uno de los mayores mercados de servicios y contratación”.
“Creo firmemente en que podemos llegar a un acuerdo equilibrado y beneficioso para ambas partes, que abra nuevas posibilidades para nosotros y también para las empresas de los países de Mercosur en Europa”, reiteró Malmström a un grupo reducido de medios, entre ellos Télam.
Sin embargo, la diplomática reconoció que “hay capítulos difíciles en los que las posiciones aún están lejos y queda mucho trabajo”, aunque resaltó que “existe un fuerte compromiso de ambas partes” y que las autoridades europeas están “plenamente comprometidos para que estas negociaciones concluyan cuanto antes”.
“Lo más difícil son los capítulos que tratan temas de agricultura, fito-sanitarios, patentes y otros”, los mismos en los que discrepan el Mercosur y la UE desde abril de 2000, cuando por primera vez se lanzaron las negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre ambos bloques.
Momentos después, Faurie confirmó que “se está trabajando con la expectativa de llegar a diciembre de 2017 con un acuerdo político entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur”.
El acuerdo tiene tres capitulos: el político, el de cooperación y el comercial. Los dos primeros son a los que apuestan los negociadores para concluir a fin de año y poder firmar el tratado, y afinar los detalles técnicos de la pata comercial en los meses siguientes.
“La negociación que está en este momento andando tiene contenidos técnicos y también una decisión política, y estamos con la expectativa de llegar a diciembre con este resultado, como bien indicó la comisaria de comercio europea Malmström”, indicó Faurie a Télam.
El canciller dijo no tener dudas de que el acuerdo se cerrará en diciembre, para lo cual se viene trabajando “desde hace mucho tiempo para que eso suceda”.
“Nos quedan cinco meses para cerrar los que está faltando. Hubo un reconocimiento de la Comisaria Malmström del trabajo impulsado por Argentina y los países del Mercosur para que esto esté en el nivel de negociaciones en que está”, agregó Faurie.
Las negociaciones para alcanzar un de asociación entre al Unión Europea y el Mercosur empezaron en 2000 con el primer intercambio de ofertas, en 2004 se concretó el segundo intercambio, momento a partir del cual las negociaciones quedaron paralizadas, hasta el año pasado, cuando se intercambiaron propuestas por tercera vez.
Del seminario, participaron además los cancilleres Eladio Loizaga (Paraguay) y Rodolfo Nin Novoa (Uruguay), los ministros de Comercio de Brasil, Marcos Pereira, y de Economía de España, Luis de Guindos, junto a empresarios y autoridades españolas.