EL JUEZ MORO LE PIDIÓ A TEMER QUE INFLUYA SOBRE LA CORTE A FAVOR DE LA DETENCIÓN DE LULA

18
El juez Sérgio Moro, reconocido por comandar la Operación Lava Jato y condenar al ex presidente Luiz Inácio Lula da SIlva, pidió al presidente Michel Temer usar su influencia para que el Supremo Tribunal Federal ratifique que un sentenciado en segunda instancia debe ir a la cárcel.
La decisión puede influir directamente en contra de Lula, candidato presidencial favorito para las elecciones de octubre próximo que puede ser inhabilitado en caso de que la sentencia por corrupción dictada por Moro sea ratificada por el tribunal de apelaciones.
Además, Moro calificó de “magnífico” el trabajo del ministro de Economía, Henrique Meirelles, a quien le pidió mayor presupuesto para la Policía Federal, de cara a las investigaciones por corrupción.
Temer, Moro y Meirelles se encontraron anoche en San Pablo, en la premiación a los hombres del año 2017 que realizó la revista oficialista Istoé, en la cual el juez de la ciudad de Curitiba fue el principal homenajeado.
Temer se encuentra denunciado ante el Supremo Tribunal Federal por corrupción en la Operación Lava Jato, un caso que deberá tratar la corte una vez termine su mandato, el 31 de diciembre de 2018.
El magistrado, en su discurso, le pidió directamente a Temer usar sus influencias para que el máximo tribunal determine la prisión de los condenados en segunda instancia.
“Más que una cuestión de justicia es una cuestión de política de Estado. Le quería decir al presidente Temer que use su poder para influenciar (a la corte) para que este precedente jurídico no sea alterado”, dijo Moro, a dos metros de distancia del jefe del Estado.
Un ministro de la corte suprema dijo esta semana que hay condiciones para analizar la necesidad de prisión sin agotar todas las instancias en delitos de no flagrancia.
En ese marco, también Moro fue aplaudido por la platea cuando se pronunció en contra de los fueros, inclusive para él mismo. Temer y sus ministros no aplaudieron.
También pidió el cese de los recortes presupuestarios para la Policía Federal al ministro de Economía, Henrique Meirelles, quien horas antes no había descartado ser candidato presidencial en octubre para defender “el legado” del gobierno de Temer.
“Más allá del magnífico trabajo que usted realiza, parece que alguna inversión se hace necesaria para fortalecer a la Policía Federal”, dijo Moro al ministro de Economía.
Moro es el responsable en primera instancia desde marzo de 2014 de la Operación anticorrupción Lava Jato y en ese marco condenó en julio pasado al ex presidente Lula a 9 años y medio de prisión.
El Tribunal Regional 4 de Porto Alegre ya tiene uno de los tres votos de la cámara que debe revisar la condena y, en caso de que el veredicto salga antes de setiembre y sea ratificatorio, Lula puede quedar impedido por la Ley de la Ficha Limpia como candidato.
El abogado Luiz Casagrande Pereira, que defiende a Lula ante a la Justicia electoral, dijo al diario Folha de Sao Paulo que incluso si una sentencia condenatoria de la cámara se da en el primer semestre, igual el ex presidente podrá ganar tiempo con recursos ante la corte suprema.
Lula lidera las encuestas y es dado como ganador en el ultimo sondeo Datafolha en todos los escenarios de primera y segunda vuelta, seguido por el ultraderechista Jair Bolsonaro, que es el favorito en caso de que el ex sindicalista sea impedido de presentarse.
Lula, quien se encuentra haciendo una caravana preelectoral en el estado de Río de Janeiro, habló hoy con una radio en Campos de Goytacazes denunciando persecución por parte de los fiscales de Curitiba y del juez Moro.
“Ellos fueron a la casa de alguien y encontraron valijas de dinero, otro tenía barras de oro, otro dinero en las Islas Caymán. A mi casa y a la de mis hijos fueron con filmadoras, abrieron hasta la televisión buscando dinero. Dieron vuelta los colchones y no encontraron nada”, dijo Lula.
Moro condenó al fundador del PT por entender que recibió un departamento de propiedad oculta en la playa de Guarujá por parte de la constructora OAS, contratista de la petrolera estatal Petrobras.
Luego de la ceremonia de anoche, Moro habló brevemente con periodistas. Consultado por el diario Folha de Sao Paulo sobre cómo defenderá la Operación Lava Jato frente a Temer y otros políticos denunciados y procesados por corrupción, el juez contestó con una sonrisa: “Te debo la respuesta”.