El gobierno argentino solicitó al Fondo Monterario Internacional (FMI) cambios en las metas de aquí hasta fin de año, con el compromiso de alcanzar un superávit primario fiscal mayor al pautado originalmente.


En concreto, pidió modificar “los criterios de desempeño cuantitativos de fines de septiembre para el piso de gasto social, los contratos de dolar futuro, la base monetaria, y el objetivo de saldo primario fiscal”, expresó en una Carta de Intención enviada al Fondo, con motivo de la Cuarta Revisión del programa vigente, a través del cual la Argentina tuvo luz verdad para recibir US$ 5.400 millones el viernes pasado.

(Fuente: Télam)