EL GOBIERNO RECHAZA LAS DISCULPAS DE BONFATTI

Las declaraciones del ex gobernador de Santa Fe y actual diputado provincial Antonio Bonfatti, en las que comparó el ascenso al poder de Mauricio Macri con el del líder nazi Adolf Hitler, generaron un repudio generalizado del Poder Ejecutivo, tras lo cual el dirigente socialista expresó sus “más sinceras disculpas” y aseguró que “jamás” fue su intención “comparar el régimen nazi con un gobierno democrático”.
“Lejos está de mi pensamiento y de mi forma de construcción política. Mis más sinceras disculpas”, apuntó el actual titular de la Cámara de Diputados de Santa Fe mediante su cuenta en la red social Twitter luego de que sus dichos recibieran un enérgico repudio.
En una charla que ofreció ayer en el Sindicato de Empleados de Comercio de la ciudad de Rosario, Bonfatti -al pedir a los santafesinos que reflexionen en torno a su voto de cara a las elecciones legislativas del próximo 22- expresó: “De joven creía en ese concepto que dice que el pueblo nunca se equivoca. Pero se equivocó con Hitler y ahora se equivoca con Macri”.
En su retractación de hoy, el dirigente señaló que “jamás” fue su “intención la de comparar al régimen nazi con un gobierno democrático” y pidió disculpas al presidente Macri “por su investidura”, y luego “a la comunidad judía” porque -según dijo- “sé perfectamente qué fue la Shoá y jamás la banalizaría”.
La aclaración del ex gobernador llegó luego de que varios funcionarios del gobierno nacional repudiaran sus declaraciones y le exigieran una retractación.
También el Inadi decidió iniciar una actuación de oficio a raíz de los “graves” dichos del ex gobernador y sostuvo, a través de un comunicado de prensa, que “las campañas electorales deben ser espacios para el debate de ideas en pos de la construcción de una sociedad cada vez más plural, diversa e igualitaria para toda la población”.
“El Inadi actúa de oficio ante la gravedad de esas declaraciones que comparan al presidente de la Nación con el líder del nazismo Adolfo Hitler, en el marco de su principal objetivo que es luchar contra la discriminación, la xenofobia y el racismo y promover el diálogo y la no violencia en la sociedad”, indicó el organismo.
Más temprano, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, había reclamado públicamente la “retractación” del ex gobernador de Santa Fe y pidió también el “repudio” por parte del gobernador de esa provincia, Miguel Lifschitz, y “de todo el Frente Progresista”.
“Mi más profundo repudio a las declaraciones de Bonfatti. Reflejan un desprecio por la memoria de la Shoá y por el pueblo argentino”, expresó el jefe de ministros esta mañana a través de la red social Twitter y agregó: “Esperamos su retractación y un repudio del Gobernador Lifschitz y de todo el Frente Progresista”.
Por su parte, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, calificó de “muy graves” a las declaraciones de Bonfatti y, a la vez, rechazó el pedido de disculpas que presentó el ex gobernador de Santa Fe en medio de una polémica por su comparación.
“Dijo lo que dijo, no hay que tomar como ingenua a la sociedad”, sostuvo Avruj al rechazar la aclaración posterior de Bonfatti, quien dijo haber sido malinterpretado.
“La sociedad no es ingenua cuando vota y tampoco lo es cuando escucha a sus dirigentes”, sostuvo el funcionario nacional, quien añadió que “Bonfatti dijo lo que dijo y no es un tema de comprensión”.
Para Avruj, estas declaraciones “son muestras muy fuertes de autoritarismo, totalitarismo e intolerancia de parte de Bonfatti. No se puede estigmatizar al pueblo de esta manera”.
El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, también se sumó al repudio, al señalar que con esas declaraciones Bonfatti “banalizó la peor tragedia del siglo XX, ofendió la memoria de la Shoá y ofendió la voluntad soberana del pueblo argentino”.
“Es inadmisible”, calificó Finocchiaro, quien también ocupa el cargo de embajador argentino ante el Grupo Internacional de Rememoración y Estudio del Holocausto (IHRA).
Finalmente, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, rabino Sergio Bergman, aseguró que “el que se equivoca es Bonfatti y no el pueblo que vota” y coincidió en que sus dichos “profanan la memoria de millones de víctimas del nazismo y subestima a los argentinos que apoyan el cambio en una provincia que está como está por quienes la gobernaron, no por los que votan”.
“Repudiamos la banalización de la Shoá en todas sus formas y sin concesiones. La Shoá no permite comparaciones, solo respeto y memoria de la que no solo el pueblo judío, sino de toda la humanidad, debemos ser custodios”, afirmó Bergman en un comunicado.