El gobierno nacional resolvió distribuir durante octubre, noviembre y diciembre de este año, un total de recursos por $ 3.000 para las obras sociales, de acuerdo con la cantidad de afiliados que posean cada una en su cartera, a través del decreto 700/2019 de la Superintendencia de Servicios de Salud publicado en el Boletín Oficial.


El mismo estableció un régimen excepcional de afectación y distribución de recursos provenientes del Fondo Solidario de Redistribución por $ 3.000 millones, cuyo destino será complementar el financiamiento de los agentes del seguro de salud.


Además destacó que resulta necesario proceder a la instrumentación de medidas urgentes que permitan una mejor optimización y asignación de dichos fondos para ser destinados a aliviar la carga económica que, en la actual coyuntura, pesa sobre los agentes del seguro de salud en cuanto al sostenimiento de la cobertura de salud de sus beneficiarios.

(Fuente: Télam)