EL GOBIERNO BRITÁNICO EVALÚA PAGAR 18.000 MILLONES DE LIBRAS A LA UE TRAS EL BREXIT

33
La primera ministra británica, Theresa May, ofrecerá pagar 18.000 millones de libras esterlinas, unos 20.000 millones de euros, en un intento por cubrir la brecha generada en el presupuesto de la Unión Europea (UE) por la salida el Reino Unido tras el Brexit.
De ese modo, garantizaría que ningún Estado miembro tenga que aumentar sus contribuciones, informó hoy el Times de Londres en un artículo firmado en Bruselas.
El asesor de May en materia comunitaria, Oliver Robbins, tomó contacto con sus colegas de varias capitales europeas para indicarles que, en el discurso que la jefa del Gobierno hará este viernes en Florencia, estará incluida la oferta financiera, agrega el periódico.
Aunque está muy por debajo de las expectativas de la UE, que exige una factura de 60.000 millones de libras, May espera que esta oferta vuelva a poner en marcha las negociaciones y permita que antes de fin de año avancen hacia la futura relación entre el Reino Unido y el bloque.
En realidad, esa cuestión es la que más interesa en Londres, mientras que en Bruselas las prioridades son otras, entre ellas el “precio” a cobrarle al Reino Unido por romper con la UE.
May hablará este viernes en la ciudad italiana antes de que empiece la cuarta ronda de las negociaciones entre Bruselas y Londres.
Los funcionarios británicos indicaron que el Reino Unido quiere asegurar que ningún Estado miembro tenga que pagar más al presupuesto comunitario o reciba menos dinero hasta 2020, el final del actual periodo presupuestario de la UE.
La noticia surge después de que el ministro de Exteriores, Boris Johnson, retrocediera tras su amenaza de renunciar al gabinete por la postura de la ministra conservadora sobre un “Brexit suave”.
El plan de May procura conseguir una opción similar a los acuerdos adoptados por Suiza o Noruega, como una forma de preservar para el Reino Unido los beneficios del mercado único.
Según el Times, Johnson dijo que se quedaría luego de lograr un acuerdo con el gobierno antes del discurso clave de la jefa de Estado.
La propuesta de May busca un compromiso entre la posición de Johnson y la más flexible del ministro de Finanzas, Philip Hammond, que pretende asegurar en el acuerdo con la UE un período de transición de al menos dos años a partir del momento en que el Reino Unido la abandone.
Los ministros aliados de Johnson habían planteado la posibilidad de que estuviera dispuesto a renunciar si el proyecto de divorcio implicaba el pago de miles de millones de libras a la UE.
Sin embargo fuentes de Downing Street negaron a los medios británicos que la primera ministra hubiera ajustado su discurso para permitir que se hicieran concesiones a Johnson.
Johnson por su parte, dijo ayer a los medios en Nueva York que no renunciaría y negó que el gabinete estuviera dividido por la política del Brexit.
May quien también está en Nueva York, asistiendo a la asamblea general de la ONU, convocará mañana a una reunión especial de su gabinete, para analizar con sus ministros el discurso de Florencia, según fuentes de Downing Street.