Desde el Ministerio de Seguridad de la provincia indicaron que el Ejecutivo “considera que el policía tiene que tener todas las herramientas para hacer cumplir la ley, pero no todas las policías son iguales”.

El gobierno bonaerense no adherirá a la nueva normativa sobre el uso de armas de fuego para las fuerzas federales dispuesto por el Ministerio de Seguridad, por considerar que “no todas las policías son iguales” y ratificó que continuará con la capacitación y entrenamiento de los efectivos de la Policía Bonaerense.

Una fuente de la cartera de Seguridad precisó a Télam que el gobierno provincial “considera que el policía tiene que tener todas las herramientas para hacer cumplir la ley, pero no todas las policías son iguales”.

(Fuente: Télam)