El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) solicitaron que los tenedores de deuda de países pobres aplacen los cobros, para ayudarlos en términos de liquidez a luchar contra la pandemia de coronavirus, explicaron en un comunicado.


La petición ya fue formulada a los países pertenecientes al G20 (Grupo de los 20) por parte del presidente del BM, David Malpass, y ahora se extiende a todos los “acreedores bilaterales”, consignó la agencia DPA.


En concreto, los dos organismos propusieron que se pospongan los pagos de deuda de todos los países pertenecientes a la Asociación Internacional de Fomento (IDA, por sus siglas en inglés), un ente que forma parte del Banco Mundial y agrupa a los países más pobres del planeta, en los cuales se concentra el 66% de la población mundial que vive en situación de extrema pobreza.

(Fuente: Télam)