El Concejo Deliberante de Córdoba aprobó anoche, en segunda lectura, el presupuesto del año próximo para la capital provincial, que incluye un total de gastos proyectados de $23.860 millones, que en gran parte será destinado a la obra pública.
El concejal oficialista Héctor Carranza (Juntos por Córdoba) afirmó que “estamos frente a un presupuesto sano ya que el 54% son los ingresos propios y el 34% viene de la Nación”.
Precisó además que “el 13% va destinado a salud, 29% en educación y el 38% a infraestructura, son cifras importantes”, y adelantó que “se construirá una nueva pista de capacitación de tránsito, obras de cordón cuneta en distintos barrios, nuevas leds, repavimentación y el nuevo parque educativo”.
Por su parte, el edil Tomás Méndez, del bloque ADN, expresó: “Votamos negativamente por los porcentajes que se destinan a cada área, como por ejemplo discapacidad, adultos mayores, prevención en el consumo de drogas o capacitación destinada al trabajo gestionado”.
“Formalmente hay cosas correctas, pero hay que gobernar pensando en lo que quiere uno para la ciudad”, agregó.
El Presupuesto de gastos y cálculo de recursos 2018, la Ordenanza Tarifaria Anual 2018 y el Código Tributario Municipal 2018 fue aprobado en segunda lectura por mayoría, con los votos de los bloques Juntos por Córdoba y Frente Federal de Acción Solidaria.