EL CHAVISMO BUSCÓ CONSERVAR LA INICIATIVA CON DISCURSOS DUROS Y MOVILIZACIONES CIVILES Y MILITARES

24
El gobierno de Venezuela procuró hoy conservar la iniciativa con una movilización de sus simpatizantes, la convocatoria a maniobras de sus fuerzas armadas y el endurecimiento del discurso de sus principales figuras hacia la oposición local y Estados Unidos.
En tanto, la mayor demostración contra el gobierno no provino de la oposición sino de una chavista disidente, la recién destituida fiscal general Luisa Ortega Díaz, quien asoció hábitos del gobierno a “prácticas salidas de los regímenes de Hitler y Stalin”.
Maduro fue el orador principal de la “marcha antiimperialista” que simpatizantes chavistas realizaron por el centro de Caracas hasta el palacio presidencial de Miraflores, para rechazar la eventual intervención militar sugerida días atrás por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
Sobre una tarima decorada con un enorme cartel que decía “Fuera Trump de América latina”, Maduro dijo que las advertencias de su colega norteamericano fueron “desproporcionadas, altisonantes y groseras”, y le pidió: “Go home” (andá a tu casa).
Asimismo, el jefe del Estado exhortó a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que “inicie un proceso” a “los vendepatria que han salido a pedir la intervención de Venezuela y apoyar la amenaza de Donald Trump contra la paz de la república”.
La ANC está integrada exclusivamente por dirigentes chavistas y en uno de sus primeros decretos se arrogó preeminencia sobre todos los poderes públicos, decisión que fue taxativamente reconocida por Maduro en una ceremonia a ese efecto realizada la semana pasada.
El mandatario calificó de “miserable” y “vendepatria” a la declaración que emitió ayer la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), en la que condenó del mismo modo la declaración de Trump y lo que entiende como control político y militar de Cuba sobre Venezuela.
También amenazó con enviar a la cárcel a quienes no asistan a una citación de la “comisión de la verdad” creada por la ANC. “Si no se presentan por las buenas, se mandan a buscar y se les ponen los ganchos”, dijo.
Por otra parte, Maduro reveló que ordenó “un ejercicio nacional cívico militar de defensa integral armada de la patria venezolana que se dará el sábado 26 y el domingo 27 de agosto en todo el territorio nacional”.
Más temprano, el oficialismo había hecho otra demostración de fuerza a través del ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, quien se exhibió rodeado por decenas de militares vestidos de combate y con abundancia de armamento en el Fuerte Tiuna, el cuartel más grande del país.
“El análisis del poder relativo de combate que nosotros vamos a realizar está en el espíritu nacional de estos hombres que llevan las armas de la república junto al pueblo”, dijo Padrino al leer una declaración de las fuerzas armadas en respuesta a lo dicho por Trump.
La tensión con Estados Unidos no se limitó a Trump sino que se extendió también a su vicepresidente, Mike Pence, quien hoy dijo en Colombia que Venezuela es “un estado fallido” que “amenaza la seguridad y la prosperidad de todo el hemisferio”.
Pence inició ayer en Colombia una gira que hoy lo trajo a la Argentina y luego seguirá por Chile y Panamá.
Pese a que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, le dijo anoche que “la posibilidad de una intervención militar en Venezuela no debe ser contemplada”, Pence advirtió hoy que Estados Unidos “no se quedará de lado” mientras Venezuela “cae en una dictadura”.
La visita de Pence a Colombia fue duramente criticada por el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, quien dijo que fue “una cumbre de narcosocios” entre “el país que más produce drogas y el país donde hay más consumidores de drogas”.
El Aissami figura en la Lista de Narcotraficantes Especialmente Designados elaborada por la Oficina para el Control de Bienes Extranjeros (OFAC, en inglés) del gobierno de Estados Unidos.
La eventual intervención militar sugerida por Trump fue rechazada por toda la oposición, incluso por la ex diputada conservadora María Corina Machado, una de las figuras venezolanas con mejores relaciones con dirigentes de Estados Unidos.
“Nadie va a pensar que en la América latina del siglo XXI es viable una invasión militar, eso no existe; ahora, en Venezuela hay un narcoestado y nosotros necesitamos el respaldo de toda la comunidad internacional para desmontar las redes criminales”, dijo Machado a la agencia EFE.
Por otra parte, la mayor crítica al gobierno provino hoy de Ortega Díaz, quien en declaraciones publicadas por el diario chileno El Mercurio aseguró que el gobierno de Maduro extorsionó a funcionarios para que votaran en la elección de miembros de la ANC.
“Funcionarios denunciaron que los estaban amenazando con que los iban a echar si no votaban por la Constituyente; las personas fueron obligadas, extorsionadas, y eso es una manera de esclavizar al pueblo”, sostuvo Ortega, y añadió que ésas son “prácticas salidas de los regímenes de Hitler y Stalin”.