EL CANDIDATO A PRIMER MINISTRO DEL M5E ITALIANO PROPONE UN REFERÉNDUM SOBRE LA PERMANENCIA EN EL EURO

19
El candidato a primer ministro del opositor Movimiento Cinco Estrellas (M5E), Luigi Di Maio, propuso que los ciudadanos italianos decidan en un referéndum su posición sobre la moneda común europea, el euro, porque “el país no está creciendo” con la actual política económica.
“Puedo decirle que Italia, con el euro, no está creciendo. Esto es un hecho de la realidad. Nuestra propuesta es convocar a un referéndum consultivo para interpelar a los ciudadanos, para saber qué piensan”, señaló en díálogo con Télam Di Maio, vicepresidente de la Cámara de Diputados y designado esta semana, a los 31 años, candidato a premier por el movimiento fundado en 2009 por el ex humorista Beppe Grillo.
“No es una prioridad, pero sí una posición extrema: si Bruselas acepta cambiar y rever algunos parámetros que frenan nuestra economía estaremos felices de continuar en el euro”, apuntó el diputado que en unas elecciones aún sin fecha pero previstas para algún momento del primer trimestre de 2018 podría convertirse en el premier más joven de la historia de Italia.
Nacidos como consecuencia directa de la crisis económico-financiera europea de 2008-2009, el M5E irrumpió con fuerza en la política italiana y con posiciones anti establishment. El M5E sorprendió al convertirse en la formación más votada en las elecciones generales de 2013, aunque el sistema de listas similar a la ley de Lemas que rige en Italia coronó al actual oficialismo del Partido Democrático (PD) como el vencedor.
Con 27 años por entonces, Di Maio fue elegido vicepresidente de la Cámara Alta, donde hace cuatro años maneja a la segunda fuerza legislativa, y ahora aspira a revalidar esa credencial compitiendo por el Palazzo Chigi, tras haber sido elegido en una interna online por cerca de 40.000 afiliados.
¿Alcanza ese número para sentirse con legitimidad?, preguntó Télam en Roma, recordando los casi 2 millones de afiliados que votaron en la interna del PD.
“No es la cantidad sino la calidad del voto la que cuenta. Tenemos el mérito de haber introducido en el mundo un método innovador y de vanguardia, que a través de la web da vida a la democracia directa involucrando a los ciudadanos”, respondió Di Maio, ex periodista y además nexo del M5E con la Curia romana.
“Todo esto a costo cero, sin un peso de los contribuyentes. Y las personas que pueden inscribirse en la plataforma Rousseau (el programa para las internas del M5E) deben respetar determinados criterios, como no haber tenido nunca problemas con la ley. Prefiero tener 40.000 de estos votos que los 100.000 que tuvo el PD en su interna en la región de Campania, donde según diversas investigaciones los jefes locales mafiosos pagaban para que voten a Renzi”, aseguró.
Los últimos sondeos a nivel nacional de las consultoras Piepoli e Ixè publicados en septiembre muestran una situación de virtual empate técnico entre el PD y el M5E si los comicios fueran hoy, al tiempo que a nivel personal Di Maio aventaja a Renzi o Gentiloni por unos cinco puntos.
En un contexto en el que la política italiana se debate entre la posible vuelta del ex premier Silvio Berlusconi a los 80 años y al antecesor del actual primer ministro Paolo Gentiloni, Matteo Renzi, con intenciones de retornar al cargo, Di Maio sabe que la carta de la juventud es un capital importante para diferenciarse de sus oponentes.
“A mí la base me confirió el mandato de ser candidato a premier para las próximas elecciones y el nuevo jefe político del M5E. Es una gran responsabilidad que siento poder llevar adelante”, explicó.
Las próximas elecciones generales, que renovarán por completo los 630 escaños de Diputados y los 315 del Senado elegidos en 2013 aún no cuentan con fecha.
En medio de la incertidumbre, el premier Gentilioni avanzó que el comicio se hará en algún momento del primer trimestre de 2018, cuando se de el “vencimiento natural” de la actual Legislatura, pero antes el Parlamento debe terminar de definir una ley electoral para el país ya que por el momento hay en vigencia una ley para la Cámara Baja y otra para la Alta.
Con orígenes en la ola de anti-política que generó diversas expresiones “populistas” a lo ancho del continente, Di Maio negó que el M5E forme parte de ese grupo.
“Alguno continúa diciendo que somos anti política, pero la verdad es que somos otra política. Somos críticos de algunos tratados de la UE que dañan nuestra economía así como nuestra agricultura”, apuntó el flamante candidato a suceder a Gentiloni.
“¿Qué debemos hacer, quedarnos en silencio? Hay acuerdos nocivos para el país. Tenemos la voluntad de cambiar, no de destruir Europa. Queremos quedarnos en la UE y recuperar los principios y valores fundadores de la Unión”, precisó.
En otro tramo de la entrevista Di Maio abordó el Brexit (la salida británica de la UE) y con cuantos miembros imagina al bloque comunitario en el futuro.
“No hay un número mínimo o máximo. Si se respetan los criterios es justo que Europa se refuerce y se agrande, pero gradualmente y con inteligencia. El proceso de agrandar la UE de los años 2000 fue subvaluado y mal calibrado, ahora hace falta pensar para hacer estar bien a los países que ya viven la UE, como Italia”, planteó.
“Si Europa no llega a ser Europa ahora, con 27 Estados miembros, abandonando a nuestro país frente a la crisis migratoria, no veo como podrá llegar a ser Europa ampliando sus miembros y responsabilidades”, explicó.