EL BANCO NACIÓN DESTINARÁ $ 35.000 MILLONES EN EL SEGUNDO SEMESTRE PARA PYMES Y CRÉDITOS HIPOTECARIOS

24

El presidente del Banco de la Nación Argentina (BNA), Javier González Fraga, anunció hoy que la entidad desembolsará durante el segundo semestre del corriente año un total de 35.000 millones de pesos en créditos para las pymes y para la compra y construcción de viviendas.
“El Banco Nación es un banco para las pymes que apuesta al desarrollo del país y por eso nos proponemos prestar 35.000 millones de pesos de aquí a fin de año”, dijo el titular de la entidad bancaria oficial durante un encuentro que mantuvo con periodistas especializados en el que explicó las características de la línea crediticia Carlos Pellegrini.
González Fraga precisó que “la mitad o más de la mitad” de ese monto se destinará a créditos hipotecarios, en tanto que el resto se distribuirá entre micro, pequeñas y medianas empresas de todo el país, tanto del sector agropecuario, industrial, comercial, de nuevas tecnologías y de servicios.
El titular del BNA, que estuvo acompañado por el vicepresidente de la entidad, Enrique Vaquié, el gerente general, Raúl Duzevic, y el director Alejandro Henke, estimó que toda la línea Carlos Pellegrini, que fue aprobada por el directorio la semana pasada, estará accesible al público “a finales de julio o principios de agosto”.
El Nación espera llegar este año a un desembolso total de créditos por 60.000 millones de pesos, lo que significará un incremento del 100% respecto al 2016, indicó Duzevic.
“Yo recibí un banco con una liquidez excesiva”, dijo el presidente de la entidad estatal con respecto a la situación que encontró al asumir su cargo en febrero pasado, en reemplazo de Carlos Melconian.
González Fraga puso mucho énfasis en definir que “las dos grandes obsesiones del Banco son las pymes y la vivienda, el crédito a las pequeñas empresas y la financiación de la vivienda, fundamentalmente a la clase media y la clase media baja”.
Al describir las características de la nueva línea, explicó que habrá préstamos en pesos, en dólares y bajo la modalidad UVA (Unidad de Valor Adquisitivo), para inversión y para capital de trabajo, a plazos de hasta 15 años, a tasas de interés fijas y variables.
En el caso del segmento en dólares, dirigido a las empresas exportadoras y al sector ganadero, los créditos a un año tendrán una tasa de interés fija del 2%; a dos años, 3% y de cinco a siete años, del 4%, debido a que “tenemos fondeos muy baratos en dólares, del orden del 0,4%”, indicó González Fraga.
En pesos, a plazos de hasta 15 años, la tasa de interés arrancará del 15% fijo en los tres primeros años y para el resto de la duración del crédito se convertirá en variable, mientras que para los concedidos en UVA el ajuste será del 5% anual.
El titular del BNA, quien elogió en varias ocasiones la capacidad profesional y la política antiinflacionaria del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, subrayó que esta iniciativa de gran volumen de créditos se debe a que “apostamos al éxito de esta política económica y de esta política monetaria”.
Actualmente existen 1.400 líneas de créditos diferentes en el Nación, por lo que se busca simplificar y extender los beneficios de la elevada liquidez del banco a todos los sectores, haciendo más simple el acceso de las pymes a los préstamos, solicitando menos exigencias desde el punto de vista contable y garantías más accesibles.
González Fraga delineó los diferentes sectores a los que va destinada la línea Carlos Pellegrini: economías regionales, que tendrán hasta cinco años de gracia y 15 de plazo; agropecuarios, incluyendo lechería y recría de ganado; energías renovables; microemprendimientos, que podrán acceder hasta ocho salarios mínimos de préstamo y, en algunos casos, hasta 1,8 millones de pesos.
Además de los créditos hipotecarios también habrá otros para la renovación de colectivos en la Capital Federal, para el 100% del valor de la unidad, tanto para transporte de corta y larga distancia, buscando una renovación anual del 15% de la flota de vehículos.
“Algo novedoso será que concederemos préstamos a 30 años no sólo contra una escritura de vivienda sino también contra un boleto para quienes no hayan podido realizar la escritura por motivos legales”, anticipó el titular del Nación.
Habrá financiación hipotecaria “desde el pozo” y se financiará también proyectos de construcción de unas 17.000 viviendas presentadas en unos 140 proyectos, en lo que vio una muestra de “nuestra obsesión por la vivienda”.
Asimismo, se otorgarán créditos para la construcción de casas prefabricadas y de madera; para becarios del Consejo de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y residentes médicos; utilización del crédito de la tarjeta Nativa para la compra de materiales en corralones, con financiación de hasta 36 meses.
Por último, anunció también que se incorporará a los municipios y comunas de todo el país a esta nueva línea, en un intento por colaborar con la pavimentación de calles, infraestructura e incorporación de tierras rurales a ejidos urbanos, con garantía de coparticipación fiscal.