EL BANCO DEL VATICANO DUPLICÓ SUS GANANCIAS EN UN AÑO

105

El Instituto para las Obras de Religión (IOR) de la Santa Sede, conocido como “el Banco del Vaticano”, obtuvo una ganancia en 2016 de 36 millones de euros, más del doble de los 16 millones conseguidos un año antes.
El balance de la institución bancaria que el papa Francisco ha puesto en el centro de sus reformas se dio a conocer este lunes, tras ser aprobado por “unanimidad” por la comisión cardenalicia encargada de supervisar sus cuentas.
El banco, que hizo públicas sus cuentas por primera vez en 2013 con la llegada de Pontífice argentino, resaltó en el balance del año pasado que durante 2016 “continuó sirviendo con prudencia y a dar servicios financieros especializados a la Iglesia Católica en todo el mundo y al Estado de la Ciudad del Vaticano”.
De todas formas, la institución erigida en 1942 resaltó al “contexto de elevada volatilidad de los mercados” durante el año pasado y resaltó la reducción de los gastos operativos de 23.4 a 19.1 millones de euros “gracias a la racionalización de los contratos de servicios con terceros”.
Con poco más de 100 empleados, casi 15.000 clientes de todo el mundo y un patrimonio superior a los 630 millones de euros, el IOR se encuentra en un proceso de “refuerzo de la gobernanza interna”, con mayor apuesta por la “transparencia y la lucha contra el lavado”, iniciado por el papa emérito Benedicto XVI y continuado por Jorge Bergoglio.