El Banco Central (BCRA) decidió subir la tasa de interés que los bancos pagan por los depósitos a plazo fijo de hasta $1 millón al 33% (TNA), una mejora de 3 puntos porcentuales respecto de la que rige actualmente, como forma de incentivar un mayor ahorro en pesos y quitarle fuerza a la compra de dólares.

En rigor, el 33,06% de interés que las entidades financieras deberá pagarle a depositantes equivale al 87% de la tasa de referencia de política monetaria que el Central fija a través de las Letras de Liquidez (Leliq), que actualmente rinden 38% anual.

Según manifestó el BCRA, la medida será efectiva “a partir del 1 de agosto de 2020, con el objetivo de incentivar el ahorro minorista”.

(Fuente: Télam)