EL BAJO CRECIMIENTO Y LA ALTA INFLACIÓN DE ARGENTINA ENTRE 2012 Y 2015 SÓLO FUERON SUPERADOS POR VENEZUELA

15
Sólo Venezuela tuvo peores desempeños que la Argentina en el crecimiento de la actividad económica y los niveles de inflación durante el período analizado entre 2012 y 2015 por el Fondo Monetario Internacional, de acuerdo a un análisis remitido por el FMI a las autoridades argentinas, al que tuvo acceso Télam, en el que se determinó que “políticas equivocadas llevaron a la economía al estancamiento con alta inflación”.
“Entre 2012 y 2015, el PBI real per cápita de Argentina cayó en promedio 0,8% por año, ya que durante ese período la economía sólo creció 0,4% en promedio por año, mientras que la población lo hizo a 1,1%”, definió este documento del World Economic Outlook (Panorama Económico Mundial) del FMI, que segura que “esta pobre performance se vuelve más evidente cuando se analiza qué sucedió con otros países de la región”.
“Si analizamos los 12 países que componen América del Sur, sólo Venezuela tuvo una peor performance que la Argentina”, define el documento.
“En la última década, a pesar de un contexto internacional favorable, políticas económicas equivocada s (cepo cambiario, alto déficit fiscal financiado con emisión, intervención del Indec, aislamiento económico, etc.), llevaron a la economía al estancamiento con alta inflación”, determinó el análisis.
El desempeño de la economía argentina entre 2012 y 2015 estuvo lejos de arrojar resultados positivos, en comparación con la performance que experimentaron otros países regionales durante el mismo período, según revelan cotejos estadísticos utilizados como insumos para el análisis por parte de funcionarios del Poder Ejecutivo y de legisladores nacionales.
Esos condicionamientos vigentes durante el cuatrienio analizado impidieron sacar mayores ventajas de un contexto internacional favorable en aquellos años.
Según el documento, la “pobre performance” de la economía local “se vuelve más evidente cuando se analiza qué sucedió con otros países de la región”.
Concretamente, si se analizan los 12 países que componen América del Sur y se observan los años 2012 a 2015, sólo Venezuela tuvo un peor resultado que la Argentina.
La nación caribeña padeció en ese período una caída acumulada de su PBI del 3,5%, a un ritmo promedio de baja anual de 0,89%, de acuerdo con las cifras presentadas por el FMI.
La comparación muestra en la cabeza del listado de crecimiento a dos países fronterizos: Bolivia, que gozó de un aumento total del producto bruto de 24,1% en esos cuatro años (a una velocidad de 5,5% promedio anual); y Paraguay (21,4% en el acumulado y 4,98% en el promedio anual).
Se ubican luego Perú, Guyana y Colombia, con alzas respectivas en sus PBI de 18,6%, 18,1% y 17,4% en esos años, es decir, entre 10 y 13 veces más que la Argentina.
Con crecimientos más modestos, pero igualmente con guarismos de dos dígitos, sobresalen los casos de Ecuador (15,5%), Chile (14,3%) y Uruguay (12,9%), de acuerdo con el documento.
También se ubicaron por encima de la Argentina en el ranking de alzas del PBI entre 2012 y 2015, las economías de Suriname (que acumuló una suba de 3,2%) y Brasil (aunque en este caso la diferencia con la economía local fue de apenas una décima: 1,4%).
“Por el lado de la inflación no nos fue mejor, también en esta materia la Argentina fue, después de Venezuela, el país con niveles más altos de la región”, resalta el cotejo realizado a nivel regional.
En este caso el documento toma como base, además de los números del FMI, los difundidos por las direcciones de estadísticas de Córdoba, San Luis, Neuquén y la CABA.
Frente a las subas de precios minoristas acumuladas en el cuatrienio de 3,7% en Guyana; 13,8% en Perú; 14,1% en Chile; y 14,7% en Ecuador, la Argentina exhibió un alza de 181,6%, y si no lideró el ránking fue sólo porque en Venezuela se registró un salto de 787,8%.
Otros seis países de la región mostraron resultados menos traumáticos en este plano, si bien lucieron alzas de precios preocupantes en casos como Uruguay (38,2%), Suriname (36,4%) y Brasil (32%).
Por último, el cotejo estadístico realizado en el documento ubica en una situación intermedia -pero en todos los casos mejor que la argentina- la evolución observada en Bolivia (20,6% de inflación en cuatro años); Paraguay (15,9%); y Colombia (15,6%).