EL ARTISTA ARGENTINO JOAQUÍN FARGAS EXHIBIRÁ SU OBRA Y SERÁ PREMIADO EN EL FESTIVAL AUSTRÍACO ARS ELECTRONICA

54

Con varios proyectos entre manos para lo que resta del 2017, el artista Joaquín Fargas se prepara para exhibir y ser premiado en el Festival Ars Electronica -la más importante cita mundial de las artes electrónicas y digitales que se celebra cada septiembre en la ciudad austríaca de Linz- por su obra “Glaciator”, un robot que se alimenta de energía solar y que, con sus pasos, ayuda a compactar y recristalizar la nieve de la Antártida para que ésta se convierta en hielo.
Se trata de la misma obra que este creador reconocido por sus proyectos que combinan arte, ciencia y tecnología, presentó durante marzo pasado en la Bienal Antártica -un buque en travesía por los mares del continente más austral, junto a proyectos de artistas de todo el globo- y que por estos días exhibe en la Bienal de Venecia, en el Pabellón Antártico, un espacio sin nacionalidades.
Ingeniero y artista, Fargas (1950) es responsable de obras ligadas a propuestas posibles o utópicas en relación a la vida, su preservación y la interrelación de los seres. Su obra ha sido expuesta en museos, galerías y bienales en diversas regiones del globo y es titular de la Cátedra de Arte y Tecnología de la Universidad Maimónides, en la cual fundó el Laboratorio de Bioarte, que además dirige.
Pensada especialmente para el inhóspito continente antártico, “Glaciator” se alimenta de energía solar y con sus pasos el robot ayuda a compactar y recristalizar la nieve para que esta se convierta en hielo y se adhiera a la masa del glaciar. Con su lento y poético andar, el robot busca generar conciencia sobre las consecuencias del calentamiento global, que en los últimos 50 años ha derretido significativamente la masa de hielo polar.
“Me preocupa el ser humano y sus posibilidades de supervivencia en el futuro. Traduzco eso en mis obras. No me refiero específicamente a temas ambientales, sino a la historia del hombre. Estamos todos en el mismo planeta. Me pregunto qué va a pasar con el medio ambiente de aquí a 200 años, o cómo nos va a modificar la tecnología”, explica Fargas en diálogo con Télam.
Luego de su paso por Venecia, la obra viajará para la ciudad austríaca de Linz donde será exhibida del 7 al 11 de septiembre en el Festival Ars Electronica -una plataforma del arte digital y la cultura de los medios única en el mundo, tanto por su especialización como por su continuidad desde 1979-, y asimismo recibirá una mención honorífica en la categoría arte híbrido del Prix Ars Electronica, evento paralelo al festival, en busca de tendencias, al que han aplicado más de 3500 artistas de cien países.
Además, durante su estadía en Austria Fargas será uno de los oradores del Future Innovators Summit, una cumbre de reflexión sobre el futuro que alberga, dentro de Ars Electronica, a artistas, diseñadores, científicos, ingenieros, empresarios, activistas sociales y filósofos.
En un 2017 que aparenta no tener descanso para Fargas, el artista termina de ultimar además los detalles de una exposición que pondrá a fines de año -probablemente en diciembre- en la Biblioteca de Alejandría, Egipto, una de las más importantes del mundo antiguo, donde presentará su obra “Libro absoluto”.
Es la utopía de “un libro que pudiera contener todo el conocimiento en un solo volumen, como una enciclopedia, inspirada en ‘El libro de arena’ y ‘La Biblioteca de Babel’, dos cuentos de Jorge Luis Borges”, detalla este creador.
¿Es posible un libro contenedor del conocimiento universal? ¿Es Internet la figura que estábamos buscando? Son algunos de los interrogantes que dieron origen a esta obra: “El Libro Absoluto nos impulsa a explorar caminos diversos. Sus páginas efímeras no tienen posibilidad de ser mostradas nuevamente, su aparición fantástica nos remite al ‘Libro de Arena’ de Borges cuyas páginas solo podrán verse una vez y nunca serán accedidas nuevamente”, detalla.
Este objeto compuesto por secciones hexagonales formando dos pirámides unidas por la base remite también a la Biblioteca de Babel, esa biblioteca fantástica que tiene como propiedad increíble el hecho de contener todos los libros. “No había problema personal o mundial cuya elocuente solución no existiera: en algún hexágono”, imaginaba Borges en su relato, idea que inspira la forma de esta obra.
La pieza está armada con nueve prismas que pueden girar sobre su eje central y que, al hacerlo, genera miles de combinaciones. El espectador deberá colocarse frente a la obra y hacerla girar. Los resultados generan -en un monitor ubicado enfrente- una página única e irrepetible, gracias a un motor de búsqueda que se alimenta de la información en Internet en forma aleatoria.
Fargas participará también de una exposición colectiva titulada “Posntauraleza” que inaugura el 21 de septiembre en la ciudad española de Zaragoza, en el centro de arte y tecnología Etopía. La instalación “Proyecto Biósfera” alberga tres esferas de policarbonato con organismos dentro, como a una escala infinitesimal del planeta Tierra.
“El ‘Proyecto Biósfera’ consiste en aislar ecosistemas naturales en recipientes totalmente sellados donde la única interacción con el medio es a través del calor y la luz. Estos sistemas, similares a nuestro propio planeta, dependen de la luz como fuente de energía para que los ciclos de vida se desarrollen en su interior y perduren en función de múltiples variables. Estos sistemas representan a una escala infinitesimal nuestro planeta, poniendo de manifiesto su fragilidad y el cuidado que le debemos todos”, explica Fargas.
Se trata de una obra similar a la exhibida hace pocos meses en la exposición colectiva “Naturaleza, refugio y recurso del hombre”, en el CCK de Buenos Aires.
Finalmente, el artista e ingeniero prepara una muestra en el Centro Cultural de la Ciencia (C3) de Buenos Aires, para agosto, ligada a “la historia de los códigos de comunicación e información, fundamentalmente con los códigos QR”. El público se encontrará frente a códigos QR pintados de colores, con los que deberá interactuar a modo de juego, al escanearlos. “Es una manera de enviar mensajes a otros”, adelanta Fargas.