EL ACUERDO DE COMPETITIVIDAD SECTORIAL AYUDA A LA INDUSTRIA DE MOTOS

El acuerdo de competitividad suscrito en mayo último por el Gobierno, los sindicatos y los fabricantes de motovehículos impulsó en sus primeros cuatro meses inversiones, aumento en la producción, mayor integración nacional de piezas, y exportaciones a nuevos mercados, señalaron a Télam voceros de las empresas Honda, Corven y Zanella.
“El acuerdo ayuda a incentivar la producción nacional, a que las piezas que no puedo producir localmente las importo a un arancel menor, y soy más competitivo a nivel local”, indicó el gerente de Relaciones Institucionales de Honda Motor de Argentina, Martín De Gaetani.
Subrayó que “indirectamente, el acuerdo también ayuda porque si uno consigue mayor volumen y eficiencia en la producción local, eso lo hace más competitivo para la exportación”.
Honda comenzó el mes pasado la exportación del modelo Tornado XR250, de fabricación argentina, a Belice, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Uruguay.
“Es el primer paso de abrir nuevos negocios, porque prácticamente no se exportan motos de Argentina”, señaló De Gaetani, quien precisó que “desde septiembre hasta fines de marzo próximo se colocarán 1.000 unidades, por US$ 2 millones”.
En ese sentido, es de prever, que el año próximo el piso de exportaciones de Honda se ubique en torno a las 2.000 unidades por US$ 4 millones.
El presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), Lino Stefanuto, indicó a Télam que “desde hace años, el número de exportaciones es ínfimo, no llega al 1% de la producción”, y precisó que “actualmente el único fabricante que exporta es Honda”.
Por su parte, el jefe de Márketing de Corven, Pablo Álvarez, aseguró que “la inversión de US$ 14,5 millones a realizar junto al fabricante indio Bajaj Auto en Santa Fe, para el lanzamiento de un nuevo modelo con tecnología de última generación, va a generar 100 nuevos puestos de trabajo, que permitirán continuar con el ambicioso plan de crecimiento de la compañía”.
Precisó que “en 2017 Corven incrementó la producción de motos en un 60% con respecto al 2016, alcanzando las 120.000 unidades”.
Destacó que “el acuerdo impulsado por el Gobierno meses atrás, reduciendo los aranceles de las motos, nos hace pensar que es posible exportar motos a los países limítrofes”.
“Es muy positivo para la industria de la moto. La reducción de aranceles planteada, permitió mantener precios, y sostener el continuo crecimiento del segmento”, afirmó Alvarez.
En tanto, el presidente de Zanella, Walter Steiner, opinó que “el acuerdo con el Gobierno es muy positivo”, porque “genera optimismo para llegar en tres años a 1 millón de ventas en el mercado local”.
Indicó que “este año ya habrá un crecimiento de 50% con respecto al 2016”, y subrayó que, “en el caso de Zanella, ese incremento llegará casi al 70%”.
“Esto genera fuentes de trabajo. Nosotros incrementamos en 100 personas la plantilla para cumplir con la mayor producción que estamos haciendo”, señaló Steiner.
“Comenzamos a integrar partes nacionales y estamos con la Cafam elaborando planes para determinar qué piezas son más convenientes de producir localmente para que sea con el menor incremento en el costo”, añadió.
En cuanto a las posibilidades de exportar, el ejecutivo remarcó que Zanella “viene sufriendo mucho”, porque precisó que “hace 10 años que estamos intentando ingresar en el mercado brasileño y, cada vez que estamos a punto de lograrlo, inventan algo nuevo para que eso no suceda”.
Por eso abogó porque “en la próxima reunión bilateral, el gobierno argentino plantee a los brasileños la necesidad de que permitan el ingreso de motos argentinas a ese mercado”.