Aún conmovidas por la pelea perdida en relación a un candidato a juez de la Corte Suprema estadounidense acusado de agresión sexual, se espera que miles de mujeres marchen el sábado en Chicago y emitan votos anticipados para las elecciones de medio mandato, contra la agenda “antimujeres” de la administración de Donald Trump.

La protesta organizada por Womens March Chicago es una muestra de las consecuencias políticas de la lucha partidista para confirmar a Brett Kavanaugh, candidato del presidente Trump, a la corte más alta de la nación a pesar de las acusaciones de agresión sexual en su contra por
parte de varias mujeres.

La marcha tiene lugar en medio de la carrera a las cruciales elecciones de medio mandato del 6 de noviembre, cuando los demócratas podrían arrebatar a los republicanos el control de la cámara baja del Congreso.