ECOTURISMO REGIONAL, LA GRAN PROPUESTA DEL LITORAL PARA CONQUISTAR AL TURISTA

18

El río Paraná avanza imponente, iluminado el marrón de sus aguas por un sol que permite adivinar, a lo lejos, la otra orilla, y que con el aporte de otros ríos significativos, conforma el eje de lo que se llamó el “Corredor Ecoturístico del Litoral”, un acuerdo entre cuatro provincias del noreste que comparten una diversidad de paisajes que permiten una nueva forma de hacer turismo en contacto con la naturaleza.
No se trata de un acuerdo menor, sino que, como se ha dicho, involucra a cuatro provincias -Corrientes, Misiones, Chaco y Formosa- , con la participación del Ministerio de Turismo de la Nación, la Administración de Parques Nacionales organismos de financiamiento nacional e internacional, como el Consejo Federal de Inversiones y el BID, todas las cámaras del sector privado, y municipios.
En su presentación este martes en el teatro Vera de Corrientes, todo el sector estuvo presente y no disimuló el entusiasmo por este proyecto que impactará en 36 municipios que se distribuyen en 4 áreas, con una población total de 380.000 habitantes, y una inversión directa en infraestructura turística de 350 millones de pesos.
En la primera de esas áreas se encuentra el Bañado de la Estrella, con 20.000 habitantes distribuidos en 5 municipios; el Impenetrable, con 60.000 habitantes en 9 municipios; los Esteros del Iberá, con 200.000 habitantes en 20 municipios; e Iguazú y Moconá, con 100.000 habitantes y dos localidades.
Hay, por supuesto, consensuados determinados ejes articuladores, como ser el corredor fluvial del Río Paraná-Paraguay, propicio para el desarrollo de cruceros fluviales, además del fortalecimiento de las prácticas deportivas y recreativas ligadas al agua, y otras ecoturísticas como el senderismo y la observación de aves.
Y eje constituido por el Corredor Internacional de las Misiones Jesuitas Sudamericanas, donde se conjugan todos los atractivos culturales como la religión, las fiestas y festividades y la gastronomía.
Como hasta aquí se observa, el acuerdo que se ha firmado entre los gobernadores, el ministro nacional, y el secretario General de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, marca el inicio de una política de estado en el sector en el Año Mundial del Turismo Sostenible, declarado por la Organización Mundial de Turismo (OMT).
Una vez dado este paso fundamental -las diferencias confluyeron hasta encontrar los puntos en común-, este Corredor Litoral ya es una realidad donde lugares como Iguazú, por dar un ejemplo, que ya cuentan con experiencia y forma parte del circuito internacional, brinde su capacitación y sea una puerta de ingreso y distribución hacia las otras áreas
Los ríos Paraná, Paraguay, Uruguay, Bermejo y Pilcomayo, y las rutas nacionales 12 y 14 son las vías de comunicación que conectan los principales destinos y vinculan las diferentes actividades turísticas que articulan y sostienen la integralidad de este corredor ecoturístico del litoral.
Los firmantes se comprometieron a impulsar el desarrollo territorial bajo cinco lineamientos estratégico: mejorar la competitividad y sustentabilidad del sector: aumentar la inversión; promover la creación del empleo: promover el crecimiento del turismo interno; y posicionar Argentina como principal destino turístico de la región.
Para entender un poco de la importancia del acuerdo arribado, y de la enormidad que representa tanto en tamaño como en riqueza natural y cultural este Corredor, con gran potencial a nivel nacional e internacional.
El Corredor abarca el Bañado la Estrella, en la provincia de Formosa, el tercer humedal más grande de Sudamérica, al que se accede desde tres localidades: La Lomitas, Fortín La Soledad y Laguna las Yemas.
Posee una longitud aproximada de 220 kilómetros y un ancho de aproximadamente 20, con una extensión es de 400.000 hectáreas. donde asentamiento Bartolomé de las Casas, de la comunidad indígena de los pilagás.
También el área El Impenetrable, al noroeste de la provincia del Chaco, con una superficie de unas 128.900 hectáreas que comprende la mayor parte de la porción chaqueña de la estancia La Fidelidad.
Situado en el interfluvio río Bermejo o Teuco-Teuco, representa el parque nacional mas grande del norte argentina, lo cual resulta de suma importancia para mantener poblaciones a largo plazo de grandes mamíferos como el Yaguareté, el tapir, el pecarí y el oso hormiguero.
Por otra parte posee una altísima biodiversidad y un bosque nativo en excelente estado de conservación, y representa un lugar único y de vital importancia para conservar la riqueza del monte chaqueño.
Siguen los Estados del Iberá, de cada vez mayor reconocimiento nacional e internacional, con cerca de 13.000 kilómetros cuadrados que representan el humedal de agua dulce más importante y grande del país.
El área, centrada en Laguna Iberá, posee 24.550 hectáreas y esteros, bañados y lagunas que dominan el espacio geográfico donde se encuentran hasta mas de 4.000 especies de flora y fauna, lo que significa el 30% de la Biodiversidad del todo el país.
Su importancia ecológica se ve resignificada al ser Reserva Natural, Parque Provincial, Área de importancia para las aves (AICA) y Sitio Ramsar Internacional. Esta área incluye 12 municipios y más de 150.000 habitantes. varios de los cuales han ingresado en un desarrollo sostenible de ecoturismo.
Por supuesto que el mayor conocimiento internacional que tiene el Corredor es el área de Iguazú, en especial su Parque Nacional, de 67.720 hectáreas, y las famosas Cataratas.
Iguazú que cuenta con un gran desarrollo en el sector turístico y ecoturístico en particular, está orientado a desarrollar dentro del Corredor del Litoral otros atractivos, como son el Parque Provincial Moconá y sus saltos; la selva que tiene una atracción hipnótica para el turista que aprecia la naturaleza; y la Reserva de Biosfera Yabotí, de 230.000 hectáreas, entre otras.