Economistas del sector privado coincidieron en que el índice de precios al consumidor de julio se ubicaría en 2,5%, ratificando el descenso de precios que se viene acentuando mes a mes.


En diálogo con Telam, los profesionales calificaron que la suba de precios estuvo motorizada, básicamente, por las alzas vinculadas al turismo y al esparcimiento, debido al receso invernal.


El economista Aldo Abram estimó que la inflación de julio rondaría el 2,5% debido a la tranquilidad monetaria que logró el Banco Central durante los últimos meses.

(Fuente: Télam)