·  El INDEC informó que el IPC Nacional creció 3,7% en diciembre. Como resultado, la inflación alcanzó 53,8% en 2019, 6,2 p.p. más que el año previo (47,6%) y fue la más alta desde 1991 (84%).

·  La suba de precios no fue homogénea. El congelamiento tarifario de la segunda mitad del 2019 ayudó a que los precios Regulados crezcan 48,2%, en línea con los precios Estacionales (+48,9%) y por debajo del IPC Núcleo (+56,7%). Esta última categoría fue impulsada por el salto del tipo de cambio, que afecta en mayor medida al grupo de bienes y servicios que no son regulados ni estacionales.

·  Por su parte, el año pasado los precios de los Bienes treparon 58,4% y los de los Servicios 45,7%. Esta diferencia de más de 10 p.p. refleja el atraso relativo de los salarios, que poseen una mayor participación en la estructura de costos de los servicios.

·  Entre la primera quincena de enero e igual período de diciembre, el IPC GBA Ecolatina avanzó 3,2%.   En la primera mitad del mes en curso, el rubro con mayor dinamismo fue Alimentos y bebidas, tras un significativo incremento en carnes, frutas y verduras. Como contrapartida, la caída en el precio de los medicamentos permitió que Salud muestre un retroceso en el período de referencia.

· Según nuestras proyecciones, la inflación en enero 2020 alcanzaría 3,4%. La leve baja respondería principalmente al menor dinamismo de los precios regulados. 

·  Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina, anticipó que “pese a la prevista desaceleración del Nivel General en enero, el IPC Núcleo sigue creciendo en torno al 4% mensual como viene sucediendo desde octubre de 2019. Considerando la continuidad del congelamiento de tarifas de Servicios Públicos y la demora en alcanzar un acuerdo de precios y salarios generalizado, esperamos que la inflación se desacelere lentamente en los primeros meses del año”.

·  Ecolatina prevé que la inflación se ubique en torno a 40% en 2020.