DRAGHI ADVIRTIÓ QUE CONVIENE MANTENER LOS ESTÍMULOS MONETARIOS

19

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, advirtió hoy es conveniente mantener “un nivel sustancial” de estímulos monetarios ante la incertidumbre en cuanto a la perspectiva de inflación en la eurozona a medio plazo, en particular la volatilidad en los tipos de cambio.
Draghi confirmó que el BCE tomará decisiones “este año” sobre el futuro de sus instrumentos de política monetaria, es decir, su política de bajos tipos de interés y su programa de compra de deuda pública y privada de la zona euro.
“Hay que ser pacientes y persistentes: un ajuste al alza de la inflación que sea duradero y sostenido por sí mismo requiere una mayor absorción de la inactividad económica, lo que requiere un amplio grado de política monetaria acomodaticia”, dijo Draghi ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara.
El presidente del BCE consideró que “la firme recuperación económica aún debe traducirse de forma convincente en una dinámica inflacionista más fuerte”.
Draghi agregó que, aunque los riesgos deflacionarios “esencialmente desaparecieron”, el alza de la inflación fue “moderada” en los últimos meses y se espera que el año próximo caiga, para volver a crecer en 2019 hasta el 1,5 por ciento.
El funcionario de origen italiano subrayó que, “la reciente volatilidad en el tipo de cambio representa una fuente de incertidumbre que requiere vigilancia por sus posibles implicaciones sobra la estabilidad de precios”, apuntó Draghi, citado por la agencia EFE.
En la última reunión del Consejo de Gobierno del BCE, el último 7 de septiembre, sus miembros expresaron “preocupación” por el posible impacto de la reciente apreciación del euro, mencionó Draghi.
El economista dijo que la institución, probablemente en octubre, tomaría “el grueso” de las decisiones sobre el futuro de su programa de compra de bonos, que se mantendrá a un nivel de 60.000 millones de euros al mes al menos hasta diciembre.