El texto incorpora una docena de leyes aprobadas desde 2015 por el Congreso entre las que se encuentran la ley de flagrancia, creada para los delitos que están probados de manera indubitable.

La Cámara de Diputados convirtió en ley una reforma al Código Procesal Penal Federal que actualiza la normativa e incorpora varias leyes aprobadas por el Congreso para agilizar la administración de justicia, lo cual fue celebrado por el ministro de Justicia, Germán Garavano, quien sostuvo que esto “permitirá una justicia más rápida y transparente”.

El nuevo Código incorpora las leyes de Flagrancia, del Colaborador Ecaz,
Técnicas Especiales de Investigación, Responsabilidad Penal Empresaria y de Ejecución de la Pena, sancionadas en los últimos años.

(Fuente: Télam)