SE RECUPERA LA DEMANDA DE USUARIOS QUE EN JUNIO CONSUMIERON 6,4% MÁS ELECTRICIDAD

22

El Ministerio de Energía y Minería destacó en un documento interno que desde marzo se observa una “recuperación” en la demanda eléctrica de los grandes usuarios, que en junio creció un 6,4% interanual, y evaluó que la caída general de 2% en el primer semestre obedeció a la baja de los requerimientos residenciales y se vinculó “fuertemente a factores climáticos”.
“La demanda residencial de enero-junio disminuyó un 4,6% y explicó casi la totalidad de la caída del semestre”, señala un informe de la Secretaría de Planeamiento Energético Estratégico, al que Télam tuvo acceso.
El área que conduce Daniel Redondo precisó que los requerimientos de electricidad de los comercios bajaron 0,4% en la primera mitad del año.
En sentido inverso, los grandes usuarios de distribuidoras con necesidades superiores a los 300 Kw demandaron 0,3% más durante enero-junio, mientras la suba fue aún mayor, de 1,2%, para los GUMAs (Grandes Usuarios Mayores, que concentran el 75% de la categoría).
El informe oficial detalló que durante junio (últimos datos disponibles) la caída interanual en la demanda eléctrica fue de 11% en el caso de los usuarios Residenciales y de 0,6% en los Comerciales.
Sin embargo, entre los usuarios Industriales y Grandes Comercios el incremento de ese mes fue de 6,4%, lo cual fue traccionado por el salto de 9,3% interanual de los Grandes Usuarios Mayores y Autogeneradores.
El documento de trabajo del área de Planeamiento Energético Estratégico analiza el comportamiento por rama de actividad y por empresas, a fin de “inferir potenciales sectores que están impulsando la recuperación”.
“La fabricación de Metales Comunes y la Industria Química explican en gran medida el crecimiento de la demanda de GUMAs (en el primer semestre), en tanto la caída del sector Petróleo y Gas absorbe la mitad del crecimiento”, se indicó.
En las compañías del sector de Metales Comunes la demanda de electricidad creció 139,8% durante los primeros seis meses de 2017; en Químicos la suba fue de 134,9%; y en Refinación, 32%.
Como contrapartida, en enero-junio se observaron bajas en los requerimientos eléctricos de 18,6% en Papel y Derivados; de 21,2% en Otras Ramas; de 24,8% en Textiles; y de 122% en Petróleo y Gas.
Al desagregar por empresa el documento de trabajo aprecia que Aluar (productora de aluminio) y ENSI (Empresa Neuquina de Servicios de Ingeniería, fabricante de agua pesada) fueron las principales firmas que motorizaron la demanda semestral, seguidas por Profértil (fertilizantes) y Siderca (siderurgia).
Entre las empresas que disminuyeron su demanda de electricidad entre enero y junio se destacan los yacimientos de YPF de El Tordillo y Puesto Hernández; la planta de Siderar de San Nicolás; y la mendocina Electrometalúrgica Andina.
“La suma de las 448 empresas restantes es negativa y no alcanza aún a revertir la tendencia decreciente”, admite el relevamiento de Energía y Minería.
La cartera, por otra parte, realizó un análisis econométrico con el objetivo de separar el efecto de la temperatura de las variaciones de la demanda de electricidad, para lo cual utilizó datos meteorológicos de las estaciones de Ezeiza (aeropuerto), Rosario, Santa Fe, Córdoba, Mar del Plata, La Plata, Bahía Blanca y Mendoza.
Los resultados -termina el informe- “permiten concluir preliminarmente que la caída observada en la demanda eléctrica residencial del primer semestre está ligada fuertemente a factores climáticos”, ya que, al evaluar la diferencia en las condiciones climáticas entre 2016 y 2017 “la variación de la demanda en el ejercicio teórico resulta también decreciente, en un 2,7%”.