DEBATIRÁN MAÑANA SOBRE “COMERCIO ILÍCITO” EN LA CONFERENCIA DE LA OMC

16

Gobiernos, empresarios y sociedad civil invitados por la ONG Crime Stoppers International (CSI) participarán mañana del panel “Comercio ilícito: amenaza de la facilitación al comercio”, en el marco de la Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).
El evento se llevará a cabo en el CCKy será abierto para las empresas, ONG y representantes gubernamentales reunidos en la Conferencia de la OMC interesados en proteger sus industrias, economías y países de la amenaza del comercio ilícito, y que buscará concluir con una serie de recomendaciones que serán presentadas oficialmente ante la OMC.
El evento contará con la presencia de Ruud Smulders, director ejecutivo de CSI, Devrol Dupigny, director global de Operaciones; y Edson Vismona, presidente del Instituto Brasilero de Ética Competitiva (ETCO).
Los panelistas presentarán la problemática del comercio ilícito desde distintas ópticas, expondrán la relación que tiene el comercio ilícito con la corrupción, el lavado de activos y el financiamiento de grupos terroristas, y cómo las zonas de libre comercio son explotadas por organizaciones criminales.
Desde la creación de la OMC en 1995, el crecimiento del comercio internacional trajo consigo un aumento exponencial del comercio ilícito, el cual asciende a un valor cercano a los US$ 650 billones, aseguraron desde la ONG.
Se estima que los flujos financieros ilegales relacionados con esta actividad ascienden a US$ 1,3 trillones, y que la economía ilegal representa alrededor del 15% del PIB mundial.
“Se hace necesario implementar mayores y mejores controles para contrarrestar estas actividades ilegales, fomentando el comercio formal e impactando positivamente la gobernanza y eficacia del desarrollo sostenible a nivel global”, afirmaron desde CSI.
Dentro de los casos que serán expuestos durante el evento está la Argentina; a modo de ejemplo, sólo el comercio ilegal de productos de tabaco en el país este año generará un perjuicio económico y social que rondaría los 8,200 millones de pesos, considerando los delitos de falsificación de estampillas fiscales, la evasión fiscal, el contrabando y la presencia de productos informales de origen desconocido.
CSI es una ONG internacional con sede en los Países Bajos, cuya misión es movilizar a la sociedad internacional para reportar, de manera anónima, información relacionada con actividades criminales; mantiene acuerdos de cooperación con Interpol y sostiene memorandos de colaboración con la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), el projecto Freedom de CNN, Airline Ambassadors International (AAI) y el Instituto Internacional de Entrenamiento Policial (IPTI).