DE VIDO PIDIÓ SU SOBRESEIMIENTO Y ALUDIÓ A UNA PERSECUCIÓN EN SU CONTRA AL SER INDAGADO

23

El ex ministro de Planificación Federal y actual diputado nacional, Julio De Vido, reclamó hoy ser sobreseído en la causa que investiga irregularidades en subsidios al gasoil y enmarcó la acusación como parte de una persecución judicial impulsada por el gobierno de Mauricio Macri.
De Vido se presentó en el cuarto piso de los tribunales federales de Retiro poco antes de las 11 junto a sus dos abogados, Julio Virgolini y Adrián Maloneay entre otros acompañantes e ingresó a la secretaría del juzgado de Claudio Bonadio, a cargo del caso, junto al fiscal del caso Carlos Stornelli.
Durante el trámite, entregó un escrito, no respondió preguntas y uno de sus abogados intentó sin éxito pedir explicaciones referidas a la imputación contra el ex ministro.
En el escrito, el actual diputado nacional, Julio De Vido (FpV), reclamó ser sobreseído y sostuvo que no tuvo ninguna participación en el control de fondos públicos destinados a subsidiar el gasoil a empresas concesionarias de colectivos.
Además remarcó el “carácter persecutorio de las acusaciones en su contra” que adjudicó al gobierno nacional a través de la acción de algunos de sus funcionarios.
“La imputación sustentada exclusivamente en mi condición de ex ministro del área revela la distorsión de la investigación, que deja afuera otros funcionarios a quienes, con el mismo criterio empleado con el suscripto deberían haber sido convocados”, sostuvo en el escrito entregado al juzgado, al que accedió Télam.
De Vido aludió a un “sesgo intencional” en la investigación y advirtió que según él hay una “cobertura a ciertas personas y un acto de persecución inmotivado contra quien suscribe”.
De vido aludió a la “falta de seriedad” de las imputaciones en su contra y aclaró que la metodología de otorgamiento de subsidios al gasoil se creó antes de su llegada al Ministerio de Planificación.
Además remarcó que ni los funcionarios del área de la secretaría de Transporte y de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte que tuvieron injerencia en el tema, algunos de los cuales están imputados en la causa lo relacionaron como presunto “responsable en la materia”·
Además, remarcó que “el control de los fondos públicos” se asignó “a la órbita del Ministerio de Economía y continuó desarrollándose también en la gestión del ex ministro Florencio Randazzo y sigue durante la actual gestión a cargo del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, quien también intervino en los hechos que están siendo cuestionados durante su gestión en la CABA”.
De Vido calificó como “inexplicable” que se pretenda vincularlo a los hechos investigados por “actos que debían ser y fueron efectivamente cumplidos por otros funcionarios con competencia en la materia”.
Y cuestionó que muchos de esos funcionarios y también empresarios del transporte que “han intervenido en las mismas prácticas cuestionadas” no hayan sido “objeto de citación o señalamiento alguno”.