CULMINÓ SIN ACUERDO CONFERENCIA DE OMC EN CLIMA DE DECEPCIÓN

26

La XI Conferencia Ministerial (MC11) de la Organización Mundial del Comercio (OMC) culminó esta tarde en Buenos Aires sin acuerdos multilaterales ante la falta de consenso de los 164 miembros, que convinieron, sin embargo, continuar las negociaciones sobre pesca, comercio electrónico y pymes en Ginebra, en un clima general de “decepción”.

Así lo admitió el director general de la entidad, Roberto Azevedo, durante la sesión plenaria de clausura, al explicar que “los miembros no se pudieron poner de acuerdo en resultados sustantivos” y apuntar a que la imposibilidad de cumplir plazos en algunas negociaciones generó una “decepción especialmente amarga”, pese al “trabajo con ahínco” de todos los negociadores.

La presidente de la MC11, Susana Malcorra, quien encabezó la sesión plenaria de clausura, destacó al resumir el trabajo de tres días de negociaciones, el haber convenido un cronograma de trabajo para continuar los debates sobre la eliminación de los subsidios a la pesca ilegal.

“Luego de años de negociaciones, hubo un avance significativo en subsidios a la pesca”, dijo Malcorra al referirse a la hoja de ruta que guiará este tema luego de la MC11.

El resumen de la funcionaria argentina resultó una especie de declaración de la presidencia de la conferencia a falta de una declaración ministerial, que no se pudo consensuar por diferencias en la definición sobre niveles de desarrollo para encuadrar a los miembros.

“Hay una decisión política de algunos países que están empezando a contemplar posiciones diferentes sobre el comercio mundial”, señaló Malcorra, en una conferencia de prensa tras la sesión plenaria.

La excanciller aseguró “no estar decepcionada” por los resultados de la confernecia, ya que “conocía de la dificultad de las negociaciones” y por ello , y cuando dije esa frase, fue exactamente por eso: había que reconocer la imposibilidad y pero declarando que todos respaldábamos la misión de la MC11; las expectativas que tenía se materializaron”.

En tanto, Azevedo lamentó en la conferencia de prensa de cierre de la MC11 que “no hay dudas de que se podría haber alcanzado mejores resultados pero no hubo flexibilidad en las negociaciones”.

“Las ministeriales son negociaciones de toma y daca y, a veces, no hay nada que ofrecer; no conozco ningún sistema perfecto pero es el mejor que tenemos y funciona: evitó la catástrofe de 2008”, destacó.

El titular de la OMC admitió que el actual era un “momento de encrucijada para el comercio internacional y así se plasmó en los resultados; había perspectivas muy distintas sobre los temas y no podemos tener éxito en todas las Ministeriales”.

En ese sentido, mencionó que “hay cambios que impactan en cómo los centros de poder se balancean entre sí” y resaltó que, “en el contexto actual, lo que se obtuvo en la MC11 debe se reconocido”.

“Hay veces que ciertos problemas deben ser aceptados para alcanzar un acuerdo: no es esto o lo otro”, agregó Malcorra, tras resaltar que “no hubo ninguna delegación que no mencionara que estamos en una encrucijada”.

Asimismo, la excanciller mencionó que “el problema es cómo traducir el ímpetu en algo concreto” y diferenció el hecho de ser “ambiciosos” de ser “realistas”.

“Hay mucha distancia en algunos miembros sobre la noción de multilateralismo y sus consecuentes beneficios; la conferencia alcanzó muchas metas y, en especial, dio energía para presionar cambios hacia adelante, por lo que sí me siento satisfecha”, concluyó.
Por último, enfatizó que “la realidad sigue su curso y si la OMC no lo tiene en cuenta, se apartará del camino y no podrá lidiar con los problemas a resolver”.

Los 164 miembros mantuvieron desde el lunes y hasta entrada la tarde de hoy negociaciones formales e informales sobre los temas, que las delegaciones en Ginebra habían considerado más avanzadas sobre la agenda de Doha.

La eliminación de los subsidios a la pesca ilegal, las distorsiones al comercio de las existencias públicas de alimentos, el comercio electrónico, los servicios, la inclusión de las mipymes al sistema multilateral, entre otros, fueron los principales temas que no obtuvieron consenso en Buenos Aires.

La agenda será producto de negociaciones en los próximos dos años en Ginebra hasta la próxima conferencia ministerial en 2019.