Irse de vacaciones con los más chicos de manera segura y libre de preocupaciones es una aventura, pero también un desafío. Para las familias que estén pensando en viajar, Air New Zealand presenta 4 consejos que les garantizarán un traslado seguro para disfrutar de sus destinos favoritos de la mejor manera.

Conviene un viaje sin escalas

Al momento de planificar un viaje con niños en avión, es importante tener en cuenta que ellos tienen mucha menos paciencia que los adultos. “Papá, mamá, ¿cuándo llegamos?”, es una pregunta que siempre hacen. Para que el viaje de ellos sea lo más llevadero posible es importante preguntarnos primero qué tipo de viaje queremos hacer:

● ¿Hay vuelos directos a ese destino?

● ¿Cuánto tiempo dura el viaje?

● ¿Qué aerolíneas los ofrecen?

Por lo general, muchos destinos como Australia, Nueva Zelanda o diferentes puntos de Asia no son elegidos por los argentinos por considerarlos lejanos y con muchas escalas antes de llegar. En cambio, se prefieren destinos más conocidos de Europa, como Madrid, Barcelona, Roma, París o Londres.

Pero ¡sorpresa! Muchos de esos destinos mencionados no sólo cuentan con vuelos directos, sino que duran lo mismo que los vuelos directos a destinos europeos. Por ejemplo, la aerolínea de bandera de Nueva Zelanda, Air New Zealand, conecta Auckland con Buenos Aires en 13 horas de vuelo directo.

Preguntá por asientos especiales

Para viajar con los más chicos es necesario contar con espacio suficiente para atender a todas sus necesidades: si necesitan dormir en una posición cómoda o si se aburren y quieren jugar un rato sin abandonar el asiento, es fundamental explorar qué opciones de vuelos tenemos que cuenten con un espacio extra para ellos:

● ¿Qué asientos elegir para viajar con niños?

● ¿Hay servicios especiales para ellos?

● ¿Qué innovaciones hacen su viaje más ameno?

Las opciones de asientos para niños menores de 2 años son dos: o viajan en su propio asiento, asegurado con asiento infantil, o viajan en el regazo de su adulto

responsable, siendo ésta la opción más barata. Dentro de la primera opción, existen servicios como el Economy Skycouch de Air New Zealand, que consiste en una fila de 3 asientos que, junto con el reposapiés a 90°, ofrecen un espacio flexible y multiuso para padres y niños.

¿Hay entretenimiento a bordo para niños?

Se sabe que a los más chicos les cuesta permanecer en un mismo lugar y, por más esfuerzo que se haga, el viaje les dará tedio y pronto se aburrirán. Por eso es fundamental consultar con la aerolínea en la que viajemos qué opciones de entretenimiento a bordo ofrece para que los más chicos vivan un momento especial y divertido durante el traslado.

● ¿Podrán ver sus programas de televisión y series favoritas?

● ¿Cuentan con videojuegos?

● ¿Podrán escuchar a sus artistas favoritos?

● ¿Hay un catálogo de películas infantiles?

En este sentido, disponer de un catálogo de películas infantiles es una gran ayuda para los padres y un punto a favor para cualquier aerolínea. La aerolínea de bandera de Nueva Zelanda cuenta con un Sistema de Entretenimiento a Bordo en el cual los niños cuentan con contenido especialmente curado para ellos: películas, programas de televisión, música y videojuegos multi-jugador se encuentran en el abanico de opciones para los más chicos.

Que se sientan especiales, ¡porque lo son!

¿De qué manera la experiencia de vuelo puede transformarse en un recuerdo único e inolvidable? Además de los servicios a bordo para los más chicos, es buena idea preguntar si las aerolíneas prestan atención a la experiencia de vuelo de ellos y procuran hacerlos sentir especiales, ¡porque lo son!

Para los niños, Air New Zealand tiene reservada una tradición encantadora. Como los kiwis son fanáticos de los dulces, hacia el final del vuelo la tripulación invita uno de los pequeños viajeros a ayudarlos a entregar dulces al resto de los pasajeros. Ellos agradecerán con una sonrisa ser protagonistas del vuelo y el resto de los viajeros sin dudas se contagiará de su alegría, creando así un momento especial para todos.