La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que ella y su familia sufrieron “una cruel persecución” judicial durante los cuatro años del gobierno de Mauricio Macri, al encabezar el acto de asunción de la intendenta del partido bonaerense de Quilmes, Mayra Mendoza.


Sostuvo además que fue un proceso “muy doloroso”, pero destacó que hoy es “un día de alegría”, y aseguró estar “emocionada” ante el apoyo de la militancia que “tuvo más convicciones que muchos dirigentes”.


“Fueron años duros desde aquel 9 de diciembre de 2015 cuando nos hicieron terminar el mandato a la cero hora del día 9, como Cenicienta”, sostuvo la vicepresidenta en su discurso posterior a la jura de Mendoza.

(Fuente: Télam)