CRECIÓ 9,6% EN AGOSTO EL CONSUMO ELÉCTRICO DE GRANDES USUARIOS

La demanda de energía eléctrica de los denominados “grandes usuarios”, aquellos que consumen más de 300 Kwh, aumentó 9,6% en agosto, informó hoy Cammesa (la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico).
En total, precisó el informe mensual del organismo, la demanda presentó un crecimiento del orden de 2,1% frente a agosto de 2016 y totalizó 11.076 gigawatts/hora (Gwh), lo cual marcó el primer dato interanual positivo después de las profundas caídas registradas durante 2016.
La demanda de distribución eléctrica para abastecer los consumos residenciales creció a su vez 0,5% en agosto, en la comparación con doce meses atrás, frente a la caída de 1,1% que se había observado en julio.
Cammesa aclaró que la temperatura media registrada en el Gran Buenos Aires fue de 15,2 grados centígrados, superior a los 13,8° C de agosto de 2016, en tanto que la media histórica se ubica en 12,5° C.
Pero el dato relevante, según los analistas del sector, fue el salto en los requerimientos de las grandes empresas industriales, de comercio y servicios, que triplicaron el ritmo del mes anterior (en julio el avance interanual había sido de 3,1%).
El consumo de los grandes usuarios es un indicador utilizado como referencia indirecta de la tendencia en la actividad económica y este resultado del mes de agosto divulgado hoy por Cammesa refleja una fase de reactivación.
En lo que va del año el 43% de la demanda obedeció a los consumos residenciales; 29% lo concentró el sector comercial; y el 28% restante correspondió a las industrias y comercios de mayor tamaño.
Por regiones, en enero-agosto la mitad de la demanda total de electricidad fue para dos áreas geográficas: el Gran Buenos Aires, 38%; y el Litoral, 12%.
Le siguen la provincia de Buenos Aires, con 11%; la región Centro, 9%; Noroeste; 8%; Noreste, 7%; Comahue y Patagonia, en ambos casos 4%.
Frente a la mayor demanda de electricidad la generación local tuvo en agosto un crecimiento de 2,5%, hasta los 11.445 Gwh, puntualizó el informe.
De este modo se pudieron disminuir en 98% las importaciones de electricidad, que sumaron apenas 1 Gwh contra los 40,6 Gwh de 12 meses atrás.
Fue determinante en este sentido el mayor aporte de generación de las represas hidroeléctricas, que creció 19,3% para totalizar 2.669 Gwh en el mes.
En Yacyretá los aportes hidráulicos fueron superiores a los medios históricos, al igual que en la Central Mixta de Salto Grande y en Futaleufú, mientras una situación inversa se registró en los ríos Limay, Neuquén y Collón Curá, consignó Cammesa.
La generación de origen térmico, por su parte, demandó un 19,9% más de gas natural que durante agosto del año pasado.
En ese marco, agrega el informe, se anotaron descensos interanuales en los consumos de gasoil, de aproximadamente 52%, y de fuel oil (-86,2%).
Según el relevamiento de Cammesa, la potencia instalada actual del sistema eléctrico asciende a 35.775 megavatios (Mw), de los cuales más del 65% corresponden a fuentes térmicas.
Cammesa resaltó que el 45% de la potencia total del país se encuentra instalada en el Gran Buenos Aires, el Litoral y la provincia de Buenos Aires.
El informe señala por último que el precio monómico estacional de la electricidad se ubicó en torno de los $ 575 el Mwh, según los valores en vigencia por resolución 20 de la Secretaría de Energía Eléctrica (de febrero pasado), lo cual implicó una suba interanual de 79,6%.