CRECIÓ 65% EL INGRESO POR EXPORTACIÓN DE BIOCOMBUSTIBLES Y ES INMINENTE LA REAPERTURA DEL MERCADO EUROPEO

20

Las empresas locales exportadoras de biodiésel aguardan con expectativa la inminente decisión de la Comisión Europea de reabrir ese mercado para el producto argentino, lo que permitirá compensar las restricciones que se esperan de Estados Unidos y mantener el buen ritmo actual de las exportaciones, que en lo que va del año aumentaron más de 39% en volumen y casi 65% en ingreso de divisas.
Las autoridades de la UE en Bruselas formalizarían en las próximas horas el nuevo reglamento para reducir los derechos antidúmping que se aplican al biodiésel nacional desde 2013, tras el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que le dio la razón a nuestro país, dijeron hoy a Télam fuentes de la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio).
Ese esquema, que supone un recorte de los aranceles desde 25% a menos de 10%, comenzaría a regir a partir del próximo 10 de agosto, según se espera.
Las industrias radicadas en el país confían en reforzar por esta vía su actual nivel de negocios externos, que entre enero y mayo reportaron ingresos por US$ 432 millones, 64,8% más que en igual período de 2016, de acuerdo con las estadísticas difundidas hoy por el Ministerio de Energía y Minería.
El resultado de esas exportaciones se respaldó en las mejoras de los precios del biodiésel, más que en los volúmenes embarcados, que pasaron de 410.000 a 572.300 toneladas, por lo que registraron un crecimiento relativo de 35,9% en los primeros cinco meses de 2016 frente a igual período de este año.
Dado que la Unión Europeo aún mantiene altos aranceles, las ventas al exterior de biodiésel en lo que va de 2017 se realizaron principalmente a Estados Unidos (y marginalmente a Perú), en cumplimiento de contratos previos a la decisión de Washington de someter a investigaciones de presunto dúmping a las principales exportadoras locales, Dreyfus y Vicentín.
La Argentina fue el principal abastecedor de EE.UU. en 2016 y en lo que va de este año.
“El año pasado se colocaron 1,7 millones de toneladas de biodiesel y los embarques ya realizados este año son 10% superiores a los del mismo período de 2016”, indicaron a Télam desde Carbio.
Si bien no se conoce de qué magnitud será el derecho provisorio que aplicará el Departamento de Comercio estadounidense (aún cuando la investigación finalizará a comienzos de 2018), ya se descuenta que el biodiésel argentino “quedará fuera de competencia en ese mercado”.
Los fabricantes de biodiésel admiten que la reciente mejora del tipo de cambio refuerza su rentabilidad y aguardan otro avance significativo hacia fin de año para la colocación de mayores embarques, en caso de que se firme finalmente el acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur.
“En ese escenario ya no se hablaría más de maniobras de dúmping, sino que entrarían a regir los derechos de importación generales, lo que reportaría nuevas rebajas y mayor competitividad para nuestra oferta”, explicaron los voceros del sector.
Las exportaciones de biodiésel concentran más de la mitad de la producción, que en enero-mayo saltó hasta 1.070.000 toneladas, frente a 842.700 toneladas elaboradas en el mismo lapso del año pasado.