El gobierno de Córdoba dispuso el estado de emergencia agropecuaria para unas 200.000 hectáreas afectadas por las precipitaciones en los últimos meses.


La medida, con vigencia desde el 1 de mayo hasta el 31 de diciembre próximo, comprende actividades agrícolas, ganaderas, tamberas, apícolas y frutihortícolas.


Los productores agropecuarios afectados podrán presentar la declaración jurada de daños hasta el viernes 28 de junio.

(Fuente: Télam)